• Caracas (Venezuela)

Sergio Antillano

Al instante

Plutón: de la degradación al estrellato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cuerpo celeste que llamamos Plutón, y que un día en 1930 clasificamos como planeta del Sistema Solar, sigue allí, dando vueltas, aunque le hayamos degradado a planetoide, o planeta enano en 2006. En esa ocasión explicamos: “Los científicos clasifican, ordenan, codifican, ponen nombres, "taxonomizan" todo y con el tiempo cambian o modifican los criterios para esas clasificaciones y nomenclaturas..., pero, no obstante, desde los microorganismos hasta los planetas, todo sigue allí, en evolución, existiendo y hasta extinguiéndose al margen de clasificaciones, casillas, celdas, taxonomía, nombres y convencionales sistemas de ordenación que los humanos inventamos para entender, comprender, recordar y controlar los elementos de nuestro entorno”.

Hoy ha retornado a la atención de todos este planetoide, que la Unión Internacional de Astrónomos, en una decisión histórica, declaró en el 2006 que no era planeta. Así que nuestro Sistema Solar pasó ese día a tener ocho planetas solamente. Imagínense lo que ha significado corregir la bibliografía, los gráficos y la cartografía espacial que le otorgaba tal rango.

La decisión fue tomada por 2.500 astrónomos de 75 países en una reunión de expertos, que levantó interés general en todo el planeta y Plutón acaparó atención.

Hoy el pequeño astro del Sistema Solar acapara una vez más las redes sociales, los medios de comunicación social, y las charlas de académicos y estudiosos, debido a las reveladoras fotos que de Plutón ha tomado la nave New Horizonts al pasar a su lado.

Plutón es el más distante de los cuerpos celestes que giran en torno al sol, pero fue despojado de su estatus de planeta en agosto del 2006.

Alan Crosby, de la agencia Reuters, reseñaba desde Praga en esa ocasión que la decisión se originó “después de que científicos de todo el mundo lo redefinieron y dejaron solamente ocho” con la categoría de planetas en la integración clásica del Sistema Solar.

Con tal decisión, por votación del extenso grupo de expertos, los planos cartográficos del espacio, las maquetas y prototipos, los modelos a escala, y los juguetes y réplicas del Sistema Solar que mostraban al grupo de planetas que se mueven en torno al sol, quedaron obsoletos o, al menos, con un intruso en ellos. Este cuerpo celeste lejano, que aunque gira en torno al sol y tiene satélites que le circundan, no alcanza la condición de planeta para la mayoría de los científicos que otorga tal título.

Maestros, profesores, animadores y guías de exposiciones y planetarios, los museos científicos, así como editoriales y empresas de material educativo procedieron a actualizar sus textos, de divulgación y estudio, y los materiales didácticos utilizados por décadas.

Pero aunque algunos proclamaron "Plutón está muerto", como dijo entonces a los periodistas Mike Brown, del California Institute of Technology, el pequeño cuerpo celeste que había sido considerado tradicionalmente un planeta desde su descubrimiento en 1930, parece que despertó aún más interés de la ciencia después de que los expertos lo reclasificaron como un "planeta enano". Le han dedicado años de estudio y discusión que ahora revive con la información que empieza a recibirse en las fotografías más detalladas que hayamos visto de ese planetoide.

Aquel acalorado debate en la Asamblea General de la Unión Internacional de Astrónomos, en la que 2.500 científicos y expertos votaron, como lo reseñaba el periodista, “marcó una distinción entre Plutón y los otros ocho planetas del Sistema Solar. Los científicos acordaron que para ser considerado como planeta, un cuerpo celeste debe estar en órbita alrededor de una estrella sin ser una. Además, debe ser lo suficientemente grande en masa para que su propia gravedad le dé una forma esférica y haya limpiado la zona alrededor de su órbita. Plutón fue descalificado porque su órbita oblonga se superpone a la de Neptuno”.

Los avances tecnológicos, que permiten hoy a los astrónomos mirar más allá en el espacio y medir con más precisión el tamaño de los cuerpos celestes en el Sistema Solar, llevan a revisar las decisiones tomadas en tiempos remotos, a la luz de cálculos menos precisos.

Creando nuevas categorías de cuerpos celestes, los científicos en realidad expandieron el número de planetas y planetoides en el Sistema Solar.

Desde esa decisión de 2006 en adelante, los planetas tradicionales del Sistema Solar son ocho: Mercurio, Tierra, Júpiter, Saturno, Neptuno, Venus, Marte y Urano, pero se suman lo “planetoides” o planetas enanos, como Plutón o el remoto UB313 Xena, descubierto este siglo en 2003, y más grande que Plutón.

Un poco antes de esa decisión que puso a Plutón en los titulares de prensa, las redes sociales y el interés público, una nave despegó de la Tierra rumbo a ese planeta enano. La nave viajó más de nueve años, dotada de cámaras fotográficas y equipos especiales para registrar y transmitir de regreso, imágenes que permiten ahora en 2015, saber más de aquel que degradamos de rango.

La nave pudo captar fotografías de Plutón en su aproximación y paso por su cercanía antes de perderse en la oscuridad del espacio infinito. Esa nave de la NASA llamada Nuevos Horizontes captó fotografías de cuerpo celeste luego de viajar casi una década, que literalmente han abierto “nuevos horizontes” sobre Plutón.

Las fotos que comenzaron a recibirse en la Tierra el 14 de julio parecen indicar que la superficie del planeta enano no es inerte y sin cambios, como se pensaba, sino viva y dinámica.

La primera imagen recibida desde la nave ofreció una resolución que es 1.000 veces mejor que la mejor que el telescopio espacial Hubble podría tomar de ese planetoide y se siguen recibiendo fotografías aún mejores cuando escribo esto.

Tiempo, dedicación, espera fueron necesarios para que ahora se proceda al análisis y reflexión de esas fotografías que cambiarán lo que pensábamos de Plutón.

La calidad de estas nuevas fotografías tomadas desde muy cerca de ese cuerpo espacial ayudará a saber la composición de la atmósfera y superficie de Plutón. Hay euforia en medios científicos.

 

antillanoarmas@gmail.com

*Mediador de ciencias. Ingeniero