• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cómo tratar las uñas encarnadas

Las uñas encarnadas suelen ser un problema molesto para la deambulación / Cortesía Internet

Las uñas encarnadas suelen ser un problema molesto para la deambulación / Cortesía Internet

Los adolescentes suelen a ser más propensos a esta patología por el aumento de la sudoración y la participación en deportes. También inciden los calzados inadecuados, uñas mal cortadas, infecciones en la uña o alternaciones en la forma de uñas y dedos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La onicocriptosis o uña encarnada es una patología muy común, que se produce principalmente a un solo lado de la uña en el 80% de los casos. Generalmente afecta al hallux (primer dedo o dedo gordo del pie) y se observa en los hombres con mayor frecuencia. Es responsable de dolor y dificultad para caminar, afectando la calidad de vida, ya que interfiere con las actividades deportivas, la escuela o el trabajo.

La onicocriptosis se produce cuando el pliegue que queda al lado de la uña es penetrado por el borde de la uña, por lo que las causas pueden ser espículas anormales de la uña o un aumento inusual de la piel al lado de la misma.

 Zulay Rivera, dermatólogo e internista de Unimel, comenta que inicialmente, hay dolor y enrojecimiento, seguido por aumento de volumen de la piel alrededor de la uña con una consistencia frágil y finalmente infección. El diagnóstico suele ser evidente, pero debe ser diferenciada de algunos tumores de la uña.

 A pesar de  que cualquier persona puede presentar una uña encarnada, los adolescentes suelen ser más propensos ya que en esta edad aumenta la sudoración haciendo que el pliegue ungueal este suave, y la participación en deportes resulta en la producción de espículas de la uña.

En las personas mayores, la formación de espículas puede ser causada por disminución de la capacidad para cuidar de sus uñas, secundarios a la movilidad reducida o problemas de visión. Además, el proceso natural de envejecimiento hace que las uñas sean gruesas y más difíciles de cortar.

 Los principales factores implicados en el desarrollo de una uña encarnada son:

·         Calzado inadecuado: los zapatos apretados y estrechos comprimen los dedos constantemente entre sí.

·         Uñas mal cortadas: las uñas se deben cortar en línea recta más allá del lecho ungueal y evitar el recorte de los márgenes laterales de una forma curvada. El borde de la uña debe extenderse más allá del tejido del pliegue lateral de la uña. No debe ser cortada en forma de V, redondeado o muy corto.

·         Sudoración excesiva: macera la piel de los pliegues de las uñas para convertirse en un pliegue suave que puede ser fácilmente penetrado por la uña.

·         Infecciones de las uñas: los hongos vuelven frágil a la uña y se crean espículas que penetran los pliegues.

·         Alteraciones en la forma de la uña y de los dedos: uñas gruesas, en forma de trompeta, o dedos deformes.

·         Otros: existen causas congénitas, en diabéticos o por medicamentos para el tratamiento de HIV/SIDA, retinoides, entre otros.

 Existen varios métodos de tratamiento, que van desde un enfoque médico conservador hasta amplias opciones de tratamiento quirúrgico. El enfoque terapéutico elegido es dictado por la gravedad de la lesión, edad del paciente, y si se trata de una recidiva de uña encarnada.

 En general, todos debemos usar calzado adecuado con una zona amplia de los dedos o de punta abierta. El paciente debe ser instruido para cortar las uñas en forma recta y se debe tratar la sudoración y hongos en caso que existan.

 Para aliviar el dolor, hasta que puedan acudir al dermatólogo, se puede remojar el dedo afectado durante 10 a 20 minutos en agua tibia, seguido de una limpieza con agua oxigenada o yodo, y posterior aplicación de crema con antibiótico. Puede tratar de colocar un hilo dental entre la uña y el pliegue para separarlos y dar tiempo que crezca la uña sin introducirse al pliegue.

 Si la uña se encuentra infectada, el dermatólogo le indicará antibióticos y antiinflamatorios tomados para disminuir la infección e inflamación, y poder luego hacer un procedimiento invasivo. Durante ese tiempo se puede usar adhesivo colocado de una manera especial para liberar la presión de la uña encarnada y mejorar el dolor. Si la uña está muy gruesa, se puede disminuir su grosor con cremas con altos porcentajes de urea.

 En consultorio, el dermatólogo podrá realizar técnicas conservadoras como la colocación de una férula acanalada o una mecha de algodón que libere el pliegue de la uña, pero las técnicas quirúrgicas son las que tienen mejores resultados y menos recidivas.

 Aunque existen diferentes técnicas, la más utilizada es la onicocriptomatrisectomia parcial que significa la escisión de parte de la uña, el pliegue lateral y la matriz ungueal. Puede ser realizada con o sin sutura, dependiendo la gravedad, y recurrencias. También se han combinado con algunas sustancias como el ácido tricloroacético para eliminar químicamente la matriz. Extraer toda la uña solo conduce a altas tasas de recurrencia, hasta el 70%.

En el postoperatorio, deberá continuar los antiinflamatorios y antibióticos, evitar usar zapatos durante 3 días y mantener la pierna elevada durante 24 a 48 horas. La cura se debe realizar por el paciente el día después de la cirugía, limpieza con yodo, crema antibiótica y un pequeño vendaje.

Cortesía: Blue Marketing Solutions