• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La traqueotomía evita la asfixia y facilita la respiración

El procedimiento se efectúa cuando el paciente pasa más de cinco días entubado en terapia intensiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La incisión que se practica en el cuello para colocar un tubo o cánula, procedimiento que se conoce como traqueotomía, sólo es permanente en casos de cáncer de laringe; de resto, es transitorio. La válvula permite que el paciente respire, especialmente cuando ha pasado más de cinco días entubado en una unidad de terapia intensiva.
Jesús García Colina, cirujano oncólogo de la Políclinica Santiago de León, afirma que una traqueotomía no indica gravedad ni que el paciente está en etapa terminal. “Es un procedimiento que garantiza la vía aérea y facilita la respiración. Una vez que el enfermo se recupera, se retira la cánula y el orificio o fístula se cierra espontáneamente a los dos o tres días”.
La traqueotomía sólo es definitiva en casos en los que se ha practicado una laringectomía para extirpar un tumor.
Entre las condiciones que obligan a apelar al procedimiento figura una obstrucción a causa de un cuadro alérgico o de algún alimento o cuerpo extraño que impida la respiración. También se practica en pacientes que deben ser conectados a un respirador artificial y en ciertas cirugías de cabeza y cuello.
“Si no se hace el procedimiento, el paciente puede morir de asfixia en una emergencia. En el caso de una cirugía, si presenta hemorragia postoperatoria tiene la vía aérea garantizada con la cánula, en especial si sangra por la boca, garganta o por encima de la tráquea”.
Destacó que las traqueotomías transitorias son las más frecuentes. El paciente puede comer y sólo es necesario aspirar las secreciones. Como se trata de un orificio, es indispensable mantener la asepsia para evitar infecciones.