• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La psoriasis no debe esconderse sino tratarse

El aislamiento y el estrés agravan las lesiones cutáneas |Foto: Archivo

El aislamiento y el estrés agravan las lesiones cutáneas |Foto: Archivo

El control emocional y las indicaciones terapéuticas del dermatólogo permiten sobrellevar un trastorno crónico con buena calidad de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Psoriasis es un trastorno de la piel que puede llevar a las personas a cohibirse de salir de sus casas, compartir con amigos o seguir con sus actividades laborales, debido a las notorias lesiones cutáneas. Como un círculo vicioso, el estrés y los problemas de autoestima que pueden presentar los pacientes agravan su condición, favoreciendo que la afección se expanda por varias partes del cuerpo.

Evitar la automedicación, buscar la ayuda de un dermatólogo para recibir un diagnóstico temprano y educarse acerca de la afección son las primeras orientaciones ante la aparición de lesiones cutáneas, que en el caso de la Psoriasis, el síntoma más visible y preocupante, son las descamaciones de la piel, acompañadas de enrojecimiento y picazón, en pequeñas o grandes áreas del cuerpo.  

Para que la evolución de la Psoriasis sea favorable se requiere un paciente clínica y emocionalmente estable. Las formas extremas o periodos largos de estrés, provocados por las situaciones diarias, pueden hacer reaparecer las lesiones; otro factor conocido que agrava el trastorno es el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas.

Cerca de la remisión

La dermatóloga María Alejandra Rodríguez expresó que el tratamiento de la Psoriasis busca el mayor control de la patología y su remisión. “Es decir, que el paciente no tenga ni una sola placa o lesión de Psoriasis. Esto a veces no se logra, pero sí conseguimos remisiones del 75% al 90% de de las lesiones, lo que lleva a la persona a una mejor calidad de vida y a estar satisfecha con el control logrado”, expresó.

Existen terapias que incluyen sustancias farmacológicas y técnicas como la fototerapia, que consiste en la exposición a fuentes específicas de luz ultravioleta. De acuerdo con la especialista, los baños de sol ayudan a las personas con Psoriasis, pero deben hacerse de manera controlada ya que la sobreexposición puede provocar quemaduras que perjudican el proceso de remisión.

No es contagiosa

Rodríguez resaltó que la Psoriasis no se adquiere ni se pasa a otros por contacto físico. “Debido a que su origen es una entidad inflamatoria no infecciosa, no es contagiosa, aunque puede pasar de padres a hijos debido a una alteración genética transmisible. Es por eso que se pueden encontrar familias donde varios de sus miembros tienen la enfermedad, aunque no por eso todos la sufren con igual intensidad”, detalló.

La alteración genética hace que el propio sistema inmune estimule a las células de la piel a crecer a un ritmo acelerado.  En vez de cumplir un ciclo normal de 28 a 30 días, con Psoriasis, las células consiguen renovarse en tres a cinco días, acumulándose en la superficie de la piel, lo que provoca la lesión escamosa o en forma de placas.

La especialista señaló que principalmente hay dos edades para el desarrollo de la psoriasis: antes de los 20 años, conocida como Psoriasis tipo I,  donde suele haber un antecedente familiar y es de curso más severo, y después de los 50, que es conocida como Psoriasis tipo II, donde usualmente no hay precedentes familiares y la severidad es variable.


Información: Nota de Prensa