• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cuatro pruebas para diagnosticar el cáncer de colon y recto

La colonoscopia permite detectar cáncer colon rectal / Fuente Bing.com

La colonoscopia permite detectar cáncer colon rectal / Fuente Bing.com

El examen de sangre oculta en heces, la sigmoidiscopia, la colonoscopia y el enema de bario son las pruebas avaladas científicamente, asegura el Instituto Nacional de Cáncer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Instituto Nacional del Cáncer de Estadios Unidos describe en su portal web, las cuatro pruebas clínicas avaladas por la comunidad científica para la detección del  cáncer de colon y recto, enfermedad que en Venezuela, es una de las cinco primeras causas de muerte por cáncer, egún cifras del Ministerio de Salud (2006)

En primer lugar, describen  la prueba de sangre oculta en materia fecal  (residuo sólido) que consiste en colocar pequeñas muestras en tarjetas especiales que se envían al laboratorio para su análisis. Un resultado positivo puede ser un signo de pólipos o cáncer.

La sigmoidiscopia es otro de los procedimientos que permite mirar dentro del recto y del colon inferior y detectar tanto pólipos como crecimientos anormales o cáncer. El estudio consiste en insertar este instrumento delgado con forma de tubo con una luz yun lente para observar por dentro. Tambié,n puede tener una herramienta para extirpar pólipos o muestras de tejido, que se revisan al microscopio luego (biopsias) para determinar si hay un tejido anormal.


A través de una serie de radiografías del tubo gastrointestinal, acompañadas por la introducción de un líquido en el recto que contiene bario (compuesto metálico de color blanco plateado) se puede también evaluar el tracto gastrointestinal inferior. El estudio se llama enema de bario o serie gastrointestinal (GI) inferior.

Por último, se encuentra la conocida colonoscopia, en la que se inserta un colonoscopio por el recto con una lente para observar pólipos, áreas anormales o cáncer. La colonoscopia debe realizarse con una preparación previa que consiste en limpiar completamente los intestinos un día antes del estudio, mediante líquidos o enemas recomendados por el especialista o dietas específicas, como no comer alimentos sólidos en, al menos 12 horas previas al estudio. También, puede implicar la toma de laxantes pero todos ellos deben ser sugeridos por el especialista.


Estas son las únicas pruebas actualmente avaladas para la detección de cáncer colorectal. En fase de experimentación, se encuentran  la colonoscopia virtual, procedimiento que usa una serie de radiografías llamadas tomografía computarizada para tomar una serie de fotografías del colon; así como también el análisis del ADN de la materia fecal, en la que se busca determinar si hay cambios genéticos que permitan anticipar un cáncer colorrectal.


Cifras de la Organización Mundial de la Salud comprueban que  el cáncer de colon y recto es la segunda causa de muerte en el mundo por cáncer entre hombres y mujeres. Como método de prevención, los oncólogos recomiendan que las personas con antecedentes familiares relacionados con esta patología, así como todas aquellas mayores de 50 años, se realicen con frecuencia chequeos y algunas de estas pruebas para descartar la enfermedad. Lo ideal es la visita anual al especialista en Gastro.

Síntomas como  la presencia de sangre en las heces, alteraciones del ritmo intestinal, dolor abdominal, gases, hinchazón y además la existencia de un antecedente familiar con cáncer, deberían alertar y motivar la visita a un gastroenterólogo.  La Sociedad Anticancerosa de Venezuela también recomienda comer sanamente, hacer ejercicios y no excederse en bebidas alcohólicas y cigarrillos.