• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

¿Cómo prevenir las lesiones por sobrecarga?

Pacientes que no toman ningún tipo de precaución corren el riesgo de padecer incluso una fractura de tobillo | Foto: Archivo

Pacientes que no toman ningún tipo de precaución corren el riesgo de padecer incluso una fractura de tobillo | Foto: Archivo

En tiempos de preparación para carreras de 5, 10, 21 y 42 kilómetros, Doctor Pie y Tobillo resalta la importancia del entrenamiento con precaución para evitar lesiones deportivas como fracturas por sobrecarga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fracturas por sobrecarga son frecuentes en atletas de alta competencia que tienen un ritmo de entrenamiento que sobrepasa el promedio de los deportistas frecuentes o de fin de semana. Se trata de un síndrome clínico que se manifiesta a través de edemas, tumefacciones y dolores durante la actividad física del atleta.

Estos síntomas son causados por lesiones que afectan de forma parcial al hueso en cuestión, sin causar, en la mayoría de los casos, una fractura “completa” como en el caso de las fracturas traumáticas, habituales que vemos en las emergencias. El 80% de éstas tiende a afectar los miembros inferiores (tibia, peroné, metatarsianos y calcáneo).

Este tipo de lesiones afecta a cualquier persona que realice una actividad física repetitiva por un régimen de entrenamiento intensoo en no deportistas, que realicen alguna actividad física que no hagan de forma habitual.

Es común en las actividades de carga, en especial corredores y saltadores, y se inicia como un dolor leve en un punto determinado del pie o del tobillo. Ciertos atletas sobrellevan el dolor o lo ignoran, luego el dolor eventualmente continúa y se incrementa a tal punto, que es necesario limitar o cesar la actividad física.

Pacientes que no toman ningún tipo de precaución, corren el riesgo de padecer incluso una fractura de tobillo, lesión potencialmente peligrosa porque complica el funcionamiento de la articulación a largo plazo. Una fractura de tobillo mal curada, podría producir no solo el rápido desgaste del mismo, sino también daños a las superficies del cartílago que permiten el movimiento.

Es importante para aquellos atletas de fin de semana que están tratando de mejorar su marca de carrera de 5, 10, 21 o 42 kilómetros, estar atentos ante cualquier dolor en el dorso del pie o los laterales del tobillo, recordando que prevenir y realizar un entrenamiento adecuado permitirá un mejor récord en el futuro.

Un diagnóstico a tiempo, permite que el paciente sea tratado de forma ambulatoria sin necesidad de tratamientosquirúrgicos, sólo con inmovilización o el mismo reposo físico de alto impacto del miembro afectado pero continuando con entrenamientos que permitan mantener al atleta con las condiciones necesarias para  su próxima competencia (por ejemplo, natación).

La mayoría de las fracturas por sobrecarga se pueden mejorar entre un tiempo estimado de cuatro a quince  semanas, pero no siempre es igual, dependen del hueso afectado y las características del paciente a ser tratado.

El tratamiento habitual es inmovilización, analgésicos, antiinflamatorios y controles sucesivos cada dos semanas con el  médico tratante, excepto en los casos de fracturas por sobrecarga con alto riesgo de fracturas completas (como el caso de algunas fracturas por sobrecarga de la tibia), o fracturas por sobrecarga que se han tratado de forma conservadora sin mejoría, donde la cirugía representará una buena opción.

Para ampliar esta información, visite www.drpieytobillo.com

Información de nota de prensa.