• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La práctica de deportes puede devolver la autoconfianza a pacientes transplantados

Deportistas en maratón / Foto Archivo

Deportistas en maratón / Foto Archivo

La historia de Ana Sequera es un ejemplo de lucha. Su pasión por la actividad deportiva le ha permitido recuperar su autoestima y calidad de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Hacer deportes con regularidad es la mejor estrategia que podemos aplicar para sentirnos enérgicos, activar la circulación sanguínea, mejorar la resistencia física y adoptar un estilo de vida saludable. Cuando se trata de personas que han sido sometidas a cirugía de trasplante de órganos, el temor a lesionarse no debe ser un impedimento para practicar alguna disciplina deportiva, siempre y cuando estas actividades sean monitoreadas por su médico y un especialista en medicina deportiva.

Si bien hay que tener en consideración ciertos aspectos, como el riesgo de traumatismo que implican los deportes de contacto, existen otras disciplinas que se pueden practicar con orientación médica. Al respecto, la vicepresidenta de la  Asociación Venezolana para el Deporte y la Salud de los Trasplantados y en Situación de Trasplante (Avedestras), Ana Sequera, nos cuenta cómo gracias al deporte recuperó su calidad de vida luego de someterse a un trasplante de riñón.

“Desde mi infancia y adolescencia, practicaba  gimnasia, voleibol y atletismo. Un día me diagnosticaron insuficiencia  renal crónica estadio 5, y desde ese momento mi vida cambió por completo. Mi riñón dejó de funcionar y tuve que comenzar a dializarme, lo que me hacía depender de una máquina. Eran 3 sesiones por semana, durante 4 horas y media, entré en un ataque de depresión que me impidió realizar las actividades que me gustaban como correr y hacer deporte”, comenta Sequera.

Luego de esperar por dos años y diez meses, Ana recibió su nuevo riñón, con el que lleva ya más de seis años. En los días siguientes a la Cirugía esta atleta nata comenzó a notar mejoras en su condición física, lo que elevó su autoestima y retomó la práctica deportiva como un hábito que la ayuda mantenerse bien y “sentirse viva”.

  “El deporte le devuelve al trasplantado su autoconfianza para desarrollar tareas y posibilita que se desprenda de esa etiqueta de enfermo, impuesta por él mismo o por quienes lo rodean. Quienes gozamos de una segunda oportunidad, somos portadores de un regalo que recibimos gracias a  altruismo de una persona que decidió donar sus órganos. Y es deber nuestro estar a la altura de esa circunstancia, haciendo de nuestros actos una celebración de la vida”, reflexionó Sequera.

La pasión por el deporte que ha demostrado esta talentosa venezolana le ha permitido tener una participación destacada en competencias internacionales, como los IX Juegos Argentinos, la edición  VI de los Juegos Latinoamericanos para Deportistas Trasplantados y el World Transplant Games Federation 2013. En este último obtuvo una medalla de oro, dos de plata y quedó en la sexta posición en la carrera de cinco kilómetros, dejando en alto a nuestro país.

Juegos Mundiales de Trasplantados

Desde 1979, se celebran los Juegos Mundiales de Trasplantados, que incluyen pruebas de atletismo, natación, ciclismo, tenis, squash, badminton, tenis de mesa, golf entre otras disciplinas deportivas. Los equipos están conformados por trasplantados de los órganos grandes intratorácicos (corazón, riñón, hígado, corazón-pulmones, páncreas y médula). Todos compiten contra todos, ya que la única diferenciación por categorías está dada por la edad.

“Estos juegos son desarrollados para demostrar que un trasplantado no se encuentra lisiado o enfermo, sino que es todo lo contrario, somos personas que estamos completamente agradecidos con nuestro donante, quien nos ha permitido estar ahora vivos y saboreando las sensaciones tan placenteras de sentirse activo en cada competencia”, destacó la vicepresidenta de Avedestras.