• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

7 pasos para mejorar tu calidad de vida

Cuidar el balance entre cuerpo, mente y espíritu es requisito/ El Nuevo Día

Cuidar el balance entre cuerpo, mente y espíritu es requisito/ El Nuevo Día

Descubre cómo puedes transformar tu manera de sentirte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sentirnos bien no es un lujo. Cuidar el balance entre cuerpo, mente y espíritu es requisito. Pero no siempre hemos estado sintonizados con las necesidades de esos tres componentes de nuestro ser. Poco a poco, sin embargo, a medida que nos cansamos de enfermarnos, de sentirnos agotados todo el tiempo y de lamentarnos por no habernos hecho aquella prueba médica o alimentado mejor antes, comenzamos a crear conciencia de lo que necesitamos para vivir mejor. 

Al iniciar el año, Lizelle Arzuaga, instructora de yoga, fundadora de Samadhi Yoga Institute y educadora en Ayurveda graduada del programa Salud Perfecta de Deepak Chopra, comparte algunas de las prácticas que pueden transformar cómo ves la vida y cómo te sientes.

1. Prevención - La conciencia preventiva se sigue expandiendo, asegura Arzuaga.  Las generaciones más jóvenes, especialmente, están más conscientes de la importancia de la prevención y están procurando cuidarse antes de estar enfermos a través de una buena dieta, actividad física y prácticas que promueven el balance emocional. “Comenzamos a responsabilizarnos más por cuidar de nuestra salud”, indica la instructora. 

2. Vuelta al pasado – No para lamentarnos por nada, sino para recuperar toda la sabiduría de nuestros ancestros.  Yoga, ayurveda, medicina china y griega, filosofía, meditación y otras disciplinas están cada vez más llamando la atención de la gente. Así las cosas  “el manejo de la salud se torna hacia lo integrativo”, menciona Arzuaga. 

3. Orgánico y local - Es una tendencia que permanecerá y se ampliará. Crece el interés por sembrar en el hogar o buscar la forma de adquirir y consumir alimentos locales y frescos.  Sigue fortaleciéndose la industria de la alimentación saludable, con más utilización de hierbas, infusiones, tés y otras alternativas que no estaban tan presentes en nuestra cultura, indica Arzuaga. Observa que, de la mano con esta forma de alimentarnos, crece la oferta de negocios que fomentan la conexión y el encuentro, la tertulia. 

4. Arte para sanar - Más arte y expresión personal son ingredientes que estarán más presentes en los procesos de sanación, debido la creciente evidencia científica que respalda su eficacia. 

5. Dame paz – Aprendemos a prestar mas atención a las prácticas serenas que bajen el ritmo vertiginoso que a menudo gobierna nuestra rutina diaria. Nuestra necesidad de pausar, aquietarnos y disfrutar del siencio se hace imperativa. Por eso, más personas incorporan meditación, relajación, descanso y restauración como parte de su cuidado de la salud, vaticina Arzuaga.

6. Conexión universal - Y no hablamos de las posibilidades de la tecnología para comunicarnos con quien sea a través de WhatsApp, sino de entender que somos parte del universo. Arzuaga anticipa que continuará creciendo el interés por explorar y estar en la naturaleza, incluyendo a través del deporte o las actividades al aire libre.

7. Ayudar es “cool” – Mucho se ha dicho sobre el poder de la gratitud y el trabajo voluntario. Por eso, el activismo como herramienta de salud emocional comienza a ser una alternative para muchos que buscan la forma de sentirse útiles y con propósito de vida. Ayudar al prójimo se pone de moda, habrá más escuelas adoptando el servicio comunitario y se comienza a enfatizar más en la importancia de aportar a nuestra sociedad.