• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Algunos obesos están exentos de riesgos metabólicos

Aunque el sobrepeso está ligado a enfermedades cardiovasculares o cáncer, investigadores hallaron que un subgrupo no sufre esascomplicaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio de la Universidad de Granada demuestra que algunas personas obesas pueden estar al mismo tiempo metabólicamente sanas y en forma, por lo que correrían el mismo riesgo de mortalidad por causa cardiovascular o cáncer que cualquier otra con un peso normal. 

La investigación es de Francisco Ortega, docente del departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada y en el área de Biociencias y Nutrición del Instituto Karolinska de Suecia, y fue publicada en la revista European Heart Journal

Ortega reitera que se conoce que la obesidad está ligada a numerosas enfermedades crónicas de tipo cardiovascular o cáncer, pero parece haber un subgrupo entre las personas obesas que no sufre las complicaciones metabólicas propias de esa condición física. 

El trabajo se hizo durante una de las visitas del investigador a la Universidad de Carolina del Sur con el profesor Steven Blair, uno de los investigadores de mayor prestigio en asuntos relacionados con el ejercicio y la condición física y la salud. 

Blair es el investigador responsable del Aerobics Center Longitudinal Study, estudio del que se deriva esta investigación, que incluye a más de 43.000 personas seguidas durante un promedio de 15 años o hasta que murieron. 

Los investigadores observaron que entre 30% y 40% de los participantes obesos eran metabólicamente sanos. 

Una vez que la capacidad cardiorrespiratoria es debidamente tenida en cuenta, "las personas metabólicamente sanas pero obesas tienen un menor riesgo de mortalidad por causa cardiovascular o cáncer que el resto de personas obesas", y muestran además un riesgo similar a las personas con peso normal, según Ortega. Por tanto, independientemente del estado de peso corporal y grasa, las personas con una mejor capacidad cardiorrespiratoria "tienen un menor riesgo de enfermedad y mortalidad", según Ortega.