• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Las niñas anoréxicas también presentan rasgos autistas

En la mayoría de los casos, los padres acuden al hospital cuando sus hijas están en un estado crítico / BBC Mundo

En la mayoría de los casos, los padres acuden al hospital cuando sus hijas están en un estado crítico / BBC Mundo

También hallaron que tienen un interés por encima de la media en sistema y orden, y niveles por debajo de la media en empatía, un perfil similar, pero menos pronunciado, que el que se registra en personas con autismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Científicos que estudian a niñas con el trastorno alimentario de la anorexia han hallado leves coincidencias con el autismo, un hallazgo que podría apuntar a nuevas formas para ayudar a las anoréxicas a superar su enfermedad.

Un estudio del experto en autismo Simon Baron-Cohen, del Centro Investigador del Autismo de la Universidad de Cambridge, halló que si se las comparaba con otras niñas, las que tienen anorexia tienen un número de rasgos autistas por encima de la media.

También hallaron que tienen un interés por encima de la media en sistema y orden, y niveles por debajo de la media en empatía, un perfil similar, pero menos pronunciado, que el que se registra en personas con autismo, lo que sugiere que los dos trastornos pueden tener rasgos comunes, dijo Baron-Cohen.

"Tradicionalmente, la anorexia se ha visto exclusivamente como un trastorno alimentario. Esto es bastante razonable, dado que la peligrosa pérdida de peso de las niñas y el riesgo de malnutrición, o incluso de muerte, tiene que ser la máxima prioridad", dijo.

"Pero esta nueva investigación está sugiriendo que por debajo del comportamiento superficial, la mente de una persona con anorexia puede compartir mucho de la mente de una persona con autismo.

En ambas condiciones, existe un enorme interés en los sistemas. En las chicas con anorexia, su sistema se refiere a su peso corporal, su forma y la ingesta de alimentos".

La gente con autismo tienen una variedad de niveles de deterioro en tres áreas principales: interacción social y empatía o comprensión, comportamientos e intereses repetitivos, y el lenguaje y comunicación. Cohen señaló que el autismo y a anorexia comparten ciertas características, tales como las actitudes rígidas y comportamientos, una tendencia a estar muy centrado en uno mismo, y una fascinación por el detalle.

Ambos desórdenes también comparten diferencias similares en la estructura y función de las regiones del cerebro implicadas en la percepción social.

Pasar por alto

Nada más y nada menos que uno de cada 50 escolares en Estados Unidos son diagnosticados con autismo. En Europa, los expertos dicen que el índice está en alrededor de uno de cada 100.

La mayoría de los casos se diagnostican a niños. Sin embargo, Bonnie Auyeung, que trabajó con Baron-Cohen en su última investigación, dijo que sus hallazgos sugerían que una proporción de féminas con autismo pueden haber sido pasadas por alto porque los médicos las identifican primero con la anorexia.

El estudio, publicado en la revista BioMed Central Molecular Autism, demostró cómo 66 niñas de entre 12 y 18 años con anorexia pero sin autismo obtuvieron puntos en las pruebas para medir los rasgos autistas. Tony Jaffa, que codirigió el estudio, dijo que los hallazgos ofrecen a los especialista nuevas formas de tratar a las personas con trastornos alimentarios.

"Cambiar su interés más allá del peso y la alimentación a un tema diferente, pero igualmente sistemático, puede ser útil", dijo. "(y) reconocer que algunos pacientes con anorexia pueden también necesitar ayuda con las habilidades sociales y de comunicación, y con la adaptación al cambio, también nos da una perspectiva de tratamiento".