• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La mujer debería tener menos de 25% de grasa en su cuerpo

Según el estudio, el ejercicio y los medicamentos fueron comparables en términos de tasas de mortalidad / BBC Mundo

El ejercicio es parte fundamental para un cuerpo con pocos niveles de grasa / BBC Mundo

Para lograr esta meta que se traduce en mejor calidad de vida, es indispensable adoptar buenos hábitos alimenticos y practicar ejercicio físico constante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La guerra de los sexos ha estado latente desde hace cientos de años haciendo notar las diferencias de géneros de diversas maneras. No obstante, son precisamente estas desigualdades las que establecen armonía entre hombres y mujeres.

El doctor Ricardo Javornik, especialista en medicina deportiva, explica que las chicas tienen características anatómicas particulares que se evidencian a partir de la adolescencia. Entre ellas, se encuentra un menor peso y menos cantidad de masa muscular, por lo que necesitan un corazón más pequeño y niveles de hemoglobina inferiores.

Igualmente, el también embajador de la cadena global de centros fitness Gold´s Gym, asegura que “existen otras particularidades que se relacionan con la capacidad de procrear, como la acumulación de mayor cantidad de grasa en el cuerpo femenino que en el masculino. Esto se debe a que esta es la base donde se almacenan sustancias que irán directamente a los ovarios para formar el estrógeno”.

Conservar un peso adecuado y un porcentaje de grasa que esté por debajo del 25%, es suficiente para que una mujer se mantenga saludable. Para eso es necesario adoptar una alimentación balanceada y, sobre todo, estar activa físicamente. Sin embargo, las damas deben hacer un esfuerzo mayor para bajar de peso, ya que si bien queman grasa más rápidamente, en proporción tienen por kilo mucha más que los hombres.

“El ser humano se ha hecho para el movimiento, nos pusieron piernas y un sistema que está compuesto por corazón, pulmones y músculos. Órgano que no se utiliza se atrofia; cuando el cuerpo tiene baja energía, ciertos procesos comienzan a deteriorarse y a funcionar mal. Ser sedentario es tan peligroso como el tabaco, siendo la inactividad la cuarta causa de muerte en el mundo, según indica la revista The Lancet”, asevera.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar media hora diaria de ejercicio. El galeno asegura que generalmente los individuos que fueron físicamente activos –de 150 a 300 minutos semanales– viven de siete a ocho años más que los sedentarios.

Los beneficios de hacer ejercicio son múltiples, afirma el galeno. “El corazón late más fuerte y manda mayor cantidad de sangre al cuerpo; a nivel de la periferia, las arterias se mueven más fácilmente y reciben mayor oxígeno. Asimismo, el hígado comienza a depurar el colesterol, subiendo el bueno y bajando el malo; la persona tendrá los triglicéridos a niveles adecuados, poca grasa en el cuerpo, no se le subirá el azúcar, se sentirá mejor, será más productiva y su humor mejorará notablemente”.

Lo ideal es hacer ejercicio desde edades tempranas, para –entre otras cosas– desarrollar huesos fuertes que eviten la descalcificación y una musculatura que los proteja, ya que las mujeres tienen mayor sensibilidad ósea, comenta el doctor Javornik. Igualmente, cuando la fémina se acerca a la vejez se indica actividad física como terapia alterna a enfermedades degenerativas.

Mujeres y hombres poseen diferencias notables. Sin embargo, hacer ejercicio es un hábito saludable que ambos deben adoptar para evitar el sedentarismo, mejorar el humor, la autoestima y fomentar la perseverancia y obtención de metas, que será útil en todos los ámbitos de la vida.

Con información de Comstat Rowland