• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

30 minutos diarios de actividad física mejoran la salud

30 minutos diarios de actividad física mejoran la salud | Foto: Archivo

30 minutos diarios de actividad física mejoran la salud | Foto: Archivo

Las personas físicamente activas son menos propensas a presentar afecciones coronarias y enfermedades metabólicas como la diabetes tipo dos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que la actividad física regular acompañada de una dieta balanceada, son los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida. Por otro lado indica que con realizar 30 minutos de ejercicios, 5 veces a la semana, se puede mejorar y mantener el cuerpo en un estado saludable.

Esto no significa que la actividad física deba realizarse siempre durante 30 minutos seguidos. El tiempo puede contarse de manera acumulativa durante el día, por ejemplo: 10 minutos de caminata a paso rápido tres veces al día, o 20 minutos por la mañana y otros 10 más tarde. Así indica  la autoridad directiva y coordinadora de la acción sanitaria en el sistema de las Naciones Unidas.

Una de las dificultades actuales es que los entornos de las grandes ciudades desalientan la actividad física. Los gimnasios han surgido como una solución práctica, donde se combina evaluación física, asesoría nutricional y planeamiento supervisado del uso de equipos para el entrenamiento.

Ejemplos de vida

María Arroyo y Ana Teresa Fajardo, de 66 y 69 años de edad, respectivamente, han consideran que la actividad física ha sido fundamental para mantener su estado de salud a lo largo de los años. Hoy en día son capaces de dedicar hasta dos horas diarias el entrenamiento físico, con rutinas que incluyen actividad cardiovascular, fortalecimiento de los músculos y el mantenimiento de la flexibilidad.    

“Para mí hacer ejercicio es lo máximo. En el organismo se crea algo que te da energía y te genera alegría”, expresó Arrollo, que lleva cerca de 4 años seguidos entrenando en las instalaciones de Gold’s Gym.  “Hay personas que piensan que poruqe se tiene una edad avanzada ya llegaron al límite de sus capacidades, pero se equivocan. Realizar actividad física te da salud”, recalcó.

Por su parte, Ana Teresa Fajardo quien recibe asesoría de un entrenador personal de Gold´s Gym El Recreo desde hace 3 años, hace hincapié en la importancia del entrenamiento personalizado, ya que se brinda una guía importante para lograr un buen acondicionamiento muscular y evitar lesiones por desconocimiento de las posturas adecuadas, pesos aconsejables y cantidad de repeticiones necesarias para trabajar cada área sin llegar al agotamiento. En su opinión contar con el entrenador brinda seguridad en lo que se hace y evita también desertar del gimnasio y del ejercicio.

“Los jóvenes deberían buscar ayuda en el deporte, en algo que los incentive. El ejercicio cambia a la persona y una persona joven con mayor razón debe empezar a hacerlo más que una persona de la tercera edad, para que cuando tengan mi edad puedan sentirse bien, como me siento yo”, destacó Fajardo.

Un problema mundial

La OMS enfatiza que la actividad física contribuye a prevenir enfermedades, ayuda a aliviar ciertos tipos de dolor y es beneficiosa incluso cuando su práctica regular empieza a edades tardías. Con una sólida evidencia, la institución demostró que en comparación con los hombres y mujeres adultos más inactivos, las personas activas presentan menores tasas de mortalidad en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo).

Además, se estima que la inactividad  es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes tipo dos y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica.

La institución aconseja que las personas sedentarias comiencen con rutinas de ejercicio sencillas y breves, con el tiempo y la práctica se puede incrementar gradualmente tanto la duración del entrenamiento como la intensidad del ejercicio. Las embarazadas, mujeres con partos recientes y personas con problemas cardiacos necesitan precauciones adicionales, por lo que deben buscar asesoramiento médico antes de intensificar su actividad física.