• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Hasta tres meses esperan por consultas en el Universitario

Las personas que van a buscar cita para las distintas especialidades deben guardar varias horas en cola para ser atendidos | Omar Véliz

Las personas que van a buscar cita para las distintas especialidades deben guardar varias horas en cola para ser atendidos | Omar Véliz

Colas de pacientes se prolongan entre dos y cuatro horas con el fin de solicitar citas médicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Largas filas de pacientes, las cuales se prolongan hasta por cuatro horas, se observaron en la central de citas del Hospital Clínico Universitario. Cientos de personas esperan desde las 5:00 am para ser atendidos entre las 7:00 am y la 1:00 pm. Ayer, la entrada de atención fue cerrada media hora antes de lo estipulado, lo que provocó la molestia de los usuarios, especialmente de los de la tercera edad, quienes se apretujaban contra la puerta para reclamar lo que consideraban una injusticia.

Yulexsis Hernández viajó ayer desde Barlovento para pedir una cita por segunda vez en el área de Neurología para su hijo de 12 años de edad, quien padece de epilepsia. “Me dieron la cita en noviembre y luego me dijeron que el médico no estaba, que viniera en enero a volver a pedirla”, dijo con exasperación.

Con un inmovilizador en el cuello, Sandra Romero aguardó durante cuatro horas para solicitar una consulta en Radioterapia: “Tengo tres días viniendo y nada que me atienden. Esto es una falta de respeto”.

En cola desde las 9:00 am, Lisbeth Moreno se quejó a gritos de la lentitud de los empleados que otorgan las citas, tras haber sido cerrada la puerta minutos antes de la 1:00 pm. “Todos los años es el mismo rollo. Ponen un número ahí para que llamemos, se supone que para evitar esta cola y no atienden”, señaló.

Solo tres de las cinco taquillas de atención funcionan, indicaron los pacientes. Pero la espera no acaba allí. Aquellos que lograron ser atendidos en la central de citas debían esperar entre dos y tres meses para ser vistos finalmente por un médico.

La falta de insumos se añade al caos en el otorgamiento de citas para las consultas médicas en el Clínico. Un médico residente de Medicina General, quien prefirió no identificarse, afirmó que el material quirúrgico es lo que más escasea. Detalló que hasta la semana pasada no contaban con gasas. La situación también se ha desplazado hacia otras áreas: indicó que los dos equipos para realizar ecosonogramas —ubicados en los pisos 1 y 6— se encuentran a punto de colapsar debido al excesivo uso que se le da a estos equipos y a la falta de mantenimiento que reciben. Añadió, además, que tampoco está en funcionamiento el resonador magnético. Una ayudante del área de quirófano aseguró que tampoco cuentan con mascarillas ni batas de protección en terapia intensiva. “Aun sabiendo que hay pacientes con enfermedades contagiosas, las enfermeras, médicos y todo el personal está firme ahí por los pacientes”, indicó.

Los empleados aseguraron que con frecuencia están obligados a cerrar los quirófanos y por ende suspender las intervenciones a causa de la escasez de insumos. La semana pasada, la sala de partos dejó de atender pacientes por falta de anestesia, dijo.

La emergencia de adultos también tiene graves fallas, añadió la trabajadora. “Si acaso se atienden a dos o tres pacientes y se forman grandes colas para que los atiendan. Muchos médicos llegan con ganas de trabajar, pero en cuanto ven que no hay insumos se van”.

Presupuesto contra la falta de insumos

En octubre de 2013, personal del hospital Clínico Universitario denunció escasez generalizada de suministros y materiales para atender a pacientes hospitalizados, pese a que ese mismo año la institución recibió 857.115.085 bolívares, con el fin de cubrir la demanda de insumos y pago de sueldos, además de otros recursos adicionales por 143.282.934 bolívares.

Para este año, el Ejecutivo le asignó al Universitario por vía ordinaria un monto que asciende a 1.157.040.998 bolívares, lo que equivale a 3,85% de los más de 30 millones de bolívares adjudicados al despacho de Salud.

2.620.956.435 bolívares se asignaron para este año, destinados a materiales, suministros y mercancías para el sistema de salud del país.