• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Los mejores corredores del mundo no tienen secretos

Priscah Jeptoo asombró en el maratón de Nueva York | AFP

Priscah Jeptoo asombró en el maratón de Nueva York | AFP

En Correr con los keniatas se revelan costumbres y disciplinas de los habitantes de Iten, que les han aportado éxito en el atletismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La keniana Priscah Jeptoo ganó el maratón de Nueva York el domingo 3 de noviembre, con un tiempo de 2:25:07. Su estilo se distinguió de las otras competidoras que participaron en una de las seis pruebas más prestigiosas del mundo y en la que, una vez más, se impusieron en las primeras posiciones los keniatas.

En lugar de alzar las zancadas hacia atrás, Jeptoo lo hacía hacia los lados. Algunos lo ven como una dificultad, pero su técnica tiene una razón de ser: de pequeña, mientras corría desde su casa a la escuela y viceversa, se acostumbró a correr así para sostener el cuaderno y el lápiz con el brazo izquierdo.

Priscah no es la única atleta que cumplía esa rutina para ir a clases en la pequeña ciudad de Iten, en Kenia. Allí todos los niños crecen corriendo más de 2 kilómetros diarios desde sus casas a los colegios. El periodista británico Adharanand Finn lo dejó documentado en su libro Correr con los keniatas, una publicación que recopila el trabajo periodístico que realizó en esa localidad durante seis meses.

El objetivo del comunicador social, antes de viajar con su esposa y sus tres hijos a Iten, era descubrir por qué esos corredores son líderes en competencias mundiales. Sin embargo, a través de testimonios de atletas, escenas de los campos de entrenamiento en los que se preparan esos corredores y al observar su rutina diaria constató que los keniatas no tienen secretos.

El libro, que consta de 25 capítulos, es referencia obligada en la actualidad en el mundo de las carreras. Los venezolanos corredores de carreras y de maratones han encontrado en la obra una especie de biblia, que les ha dado estímulo y estrategias para mejorar sus técnicas.

Por ejemplo, uno de los primeros aportes de Adharanand Finn es explicar que los keniatas tienen un estilo de zancada completamente distinto, pues en lugar de apoyar primero el talón lo hacen con la parte delantera del pie, lo que, además de reducir el riesgo de lesiones, es una manera más eficaz y rápida de correr.
Aunque el periodista descubrió que los keniatas no tienen secretos para ser exitosos en esa disciplina deportiva, poco a poco hizo una lista con los aspectos que consideró determinantes en su desempeño físico, en la que incluyó el descanso porque la mayoría de los que se dedican al deporte en Iten solo corren, duermen y comen, pues aseguran que si trabajan se cansan.

La buena alimentación ayuda. El periodista comprobó la importancia de la alimentación, no solo al constatar que en Iten las personas se crían con una dieta rica en carbohidratos y muy poca grasa -pues es difícil encontrar pasteles, helados, queso, hamburguesas y pizzas-, sino porque durante su estadía con los keniatas perdió ocho kilos. “Los alimentos básicos son el ugali, que es una harina de maíz, el arroz y las verduras”.

Correr con los keniatas es una publicación que, además de haber sido seleccionada por el Sunday Times como el Libro Deportivo del Año en 2013, es una obra que transporta a Iten, donde aproximadamente 1.000 atletas de los 4.000 habitantes del pueblo se dedican a correr.

Técnicas de agilidad
 
-En Correr con los keniatas los lectores pueden tener acceso a dos planes de entrenamiento que los deportistas más veloces del mundo practican para mejorar sus marcas: fartlek y run fast.

-Fartlek consiste en alternar carreras explosivas con trote lento de recuperación.

-Fartlek usual en keniatas: 25 + 1 + 1 = 1 minuto de carrera rápida y 1 minuto de carrera lenta hasta llegar a 25.

-Plan run fast: consiste en correr 12 series de 600 metros y otras 12 de 400.