• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La mejor protección solar está en el clóset

Color, material, densidad de las fibras y grosor de la tela son factores que definen cuánta protección brinda una prenda de vestir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchos ven su ropa como una manera de expresarse, exaltar cualidades y ocultar defectos. Pero pocos saben que las prendas de vestir también pueden ser aliadas en la salud.

Según la Skin Cancer Foundation (SCF, fundación internacional dirigida a prevenir el cáncer de piel), la ropa es la forma más eficaz de protección solar.

La dermatóloga Denise Mago explica que hay tres modos de protegerse contra la radiación ultravioleta (UV ): bloquearla, absorberla o reflejarla. "La ropa cumple con las tres", explica.

Susana Misticone, dermatóloga, agrega que la protección que ofrece un determinado tipo de ropa depende de cuatros factores esenciales: color, tipo de material, densidad de las fibras y grosor de la tela.

"Mientras más claros sean los colores de la ropa menor protección solar ofrecen; en cambio, mientras más oscuros, mayor protección. Una prenda oscura brinda mayor protección que una de la misma tela pero de color claro", explica. "También hay que tener en cuenta que la ropa oscura absorbe más los rayos del sol, por lo que también va a aumentar su temperatura.

Así que tampoco es recomendable ir de negro cuando hace sol y mucho calor".

El tipo de tela también determina el nivel de protección. La SCF indica que las fibras sintéticas y semisintéticas ­como el poliéster y el rayón­ ofrecen la mayor protección solar. El algodón o crepé refinado y blanqueado ofrecen la menor. Y las telas brillantes, como el raso, reflejan más radiación UV de la piel en comparación con las telas mate, como el lino.

Misticone añade que la lana y el neopreno son los que dan una mejor protección en todos los rangos de radiación UV.

Densidad y grosor. Las telas de tejido apretado o estrechamente tejida tienen agujeros más pequeños entre los hilos. Es por eso que no permiten entrar tanta radiación UV como las telas con un tejido suelto o abierto, como un encaje. Asimismo, en el portal de la SCF se indica que los materiales ligeros y delgados, incluyendo algunas sedas y algodones blanqueados, dejan pasar más la luz ultravioleta que los tejidos más densos y pesados como la pana.

Misticone coincide en que la densidad de las fibras así como el grosor de la ropa son dos factores muy influyentes cuando se trata de protección.

"Cuanto mayor sea la densidad de fibras y el grosor, menor capacidad tendrán los rayos del sol de atravesar la ropa".

Diseños contra el sol. Existen prendas de vestir exclusivamente diseñadas para evitar que los rayos solares lleguen a la piel. Para conocer el nivel de protección hay que guiarse generalmente por el Factor de Protección Ultravioleta (UPF)de la pieza. "El UPF de un tejido es una medida cuantitativa de la efectividad con que un tejido puede proteger a la piel humana contra la radiación UV. Se usa casi siempre como medición para la ropa, aunque generalmente las prendas normales no han sido medidas bajo ese parámetro. Para éstas existen valores estándar y por eso se sabe cuánto protegen esos tejidos", explica Misticone.

Para entender mejor lo que significa el UPF, Mago indica un ejemplo: "Una clasificación de 50 significa que sólo uno de cada 50 rayos ultravioleta atravesará la tela. Es decir, la tela reduce la exposición de la piel a la radiación UV considerablemente, ya que sólo 2% de los rayos solares ultravioleta pueden pasar". Apunta que sólo la ropa con un FPU de 15 a 50+ puede etiquetarse como ropa con protección solar. Agrega que estas ropas están hechas de telas que fueron tratadas con absorbentes químicos de la radiación UV, conocidos como tintes incoloros, y algunas contienen fibras de dióxido de titanio.

La lucha contra los efectos del sol es una tarea diaria y seguro para muchos es una buena noticia saber que basta con abrir el clóset para encontrar la mejor protección.