• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

¿Qué hacer para desintoxicar el cuerpo tras una comilona?

Para el cuerpo es mejor una alimentación sana constante que sobrecargarlo de alimentos poco saludables y después pasar períodos de alimentación extra saludable

Para el cuerpo es mejor una alimentación sana constante que sobrecargarlo de alimentos poco saludables y después pasar períodos de alimentación extra saludable

En cualquier situación, más en estas fechas, lo más recomendable es recurrir a este listado de alimentos, hay que descartar las dietas depurativas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


A más de alguno le ha ocurrido que después de una abundante comida, más en estas fechas, siente su estómago pesado, muchas veces náuseas, y un malestar general que lo hace arrepentirse de haber abierto la boca.

“El problema de “intoxicación” está en que el organismo se recarga de grasas saturadas, alcohol, carnes rojas y exceso de calorías en general y no porque se coman alimentos descompuestos”, afirma Valerie Engler, bioquímica y magíster en Nutrición de ILSI Sur-Andino.

Es que claro, se intoxica pero en rigor lo que sucede es que se pierde el equilibrio. Y, ¿qué sucede?

Cuando uno se ha excedido, definitivamente, hay que dar marcha atrás y volver a una alimentación sana que el consumo de frutas, verduras, crudas y cocidas, porque ellas aportarán antioxidantes y fibra. Más 2 a 3 litros de agua al día o infusiones de hierbas. Ojo, es agua y no alcohol el que sirve para mejorar el tránsito intestinal.

Valerie Engler dice que, por lo general, el organismo elimina las toxinas a través de la orina, deposiciones y transpiración. Eso siempre y cuando, nuestro hígado y riñones funcionen bien y no nos expongamos a contaminantes químicos en exceso que provienen del ambiente y los alimentos.

“Lo que se produce cuando estamos expuestos a contaminantes y alimentos en exceso es un aumento de las especies reactivas de oxígeno, estas partículas generan daño oxidativo en nuestro organismo, lo que va a favorecer la aparición de enfermedades y aumentar el riesgo cardiovascular, además favorece el envejecimiento”, advierte.

Y no solo eso, las personas también pueden presentar fatiga, falta de concentración e irritabilidad.

“Esto, porque al comer de manera desequilibrada podemos tener déficit de algunos micronutrientes, lo que se encuentran principalmente en frutas y verduras y esto también va a alterar nuestro bienestar físico”, explica Engler.

Volver al equilibrio

Para lograrlo, lo recomendado no es someterse a un proceso de “desintoxicación” si no más bien, comer de manera saludable y no olvidarse de la actividad física.

“Para el cuerpo es mejor una alimentación sana constante que sobrecargarlo de alimentos poco saludables y después pasar períodos de alimentación extra saludable”, opina la experta en nutrición.

Por su parte, la doctora Carmen Almada, magíster en Nutrición y Diabetes de la Universidad Católica, tampoco es partidaria de las dietas depurativas o “detox”, porque encuentra que en general son muy restrictivas y hasta peligrosas. “Es mejor incluir en la dieta ciertos alimentos, que por sus propiedades naturales, ayuden a depurar de toxinas el organismo”, afirma.

Por eso, alienta a consumir durante los días posteriores, sustancias livianas y libre en grasas trans junto con aumentar el consumo de agua. Además de hacer lo posible por mantener un orden en las comidas, no comer a deshoras y aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales.

“Así también disminuir los alimentos que nos aportan gran cantidad de carbohidratos como y/o azúcar e incluir infusiones, siendo el bailahuén y la menta los mejores aliados”, aconseja.

Alimentos post desintoxicación

La doctora Carmen Almada, que actualmente realiza una pasantía en el departamento de Nutrición deportiva de la Universidad de Harvard, entrega una lista con los alimentos para que el cuerpo pueda hacer su proceso de desintoxicación de manera natural.

Agua: Beber abundante cantidad de líquido, y sobre todo agua, nos ayudará a revertir la retención de líquidos y sobre todo, ayudará a eliminar sustancias de desecho en el organismo, las recomendaciones de ingesta diaria hablan de 2 litros al día.

Ajo: Sus compuestos no sólo actúan contra los radicales libres, sino que son antiinflamatorios, digestivos y vasodilatadores.

Alcachofa: Incrementa la producción de bilis, lo cual favorece la digestión de las grasas. Por ende, es un gran aliado para depurar al organismo tras grandes comilonas.

Beterraga: Tiene valiosos antioxidantes y estimula la digestión así como el funcionamiento del hígado y vesícula biliar.

Fruta fresca: Si comemos una pieza de fruta fresca recibimos, vitaminas, minerales, fibra, agua y antioxidantes, por ende, no sólo estimulamos el funcionamiento del tracto digestivo, sino que protegemos las estructuras de todo el cuerpo con sus micronutrientes esenciales.

Granos enteros: Para vaciar el cuerpo de toxinas y limpiarlo por completo, los cereales integrales son de gran ayuda, porque son ricos en fibra, antioxidantes y nutrientes.

Hojas verdes: Por ser diuréticos naturales y tener una elevada cantidad de antioxidantes, son muy valiosas para depurar el cuerpo de toxinas y radicales libres del oxígeno. Entre ellas: berro, achicoria, lechugas varias, espinacas.

Jengibre: Colabora con el buen funcionamiento del aparato digestivo y además, tiene grandes propiedades antioxidantes.

Limón: Añadir unas gotas de limón a un vaso de agua es suficiente para desintoxicar al cuerpo, ya que tiene un fuerte poder antioxidante, colabora con la digestión e hidrata naturalmente.

Naranja: Su gran contenido acuoso, su fibra y sobre todo, su riqueza en vitamina C con función antioxidante hacen de esta fruta un alimento ideal para depurar el organismo y reforzar el sistema inmune que puede estar afectado por el estrés y los desequilibrios de un carrete.

Repollo: Colabora con la acción de las enzimas hepáticas, lo cual favorece la desintoxicación y además, posee gran cantidad de fibra y compuestos sulfurados protectores del organismo.

Té verde: Sus flavonoides antioxidantes también favorecen la actividad hepática por ende, ayudan en la desintoxicación.

Zumo de pomelo: Es muy rico en vitaminas y minerales y al contener un alto porcentaje de agua con un poco de fructosa, también contribuye a restaurar el equilibrio electrolítico en el cuerpo mientras nos ofrece sustancias con función antioxidante.