• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Hay fármacos que afectan el desempeño sexual

Hay fármacos que afectan el desempeño sexual | Lemus

Hay fármacos que afectan el desempeño sexual | Lemus

Antihipertensivos, ansiolíticos, antidepresivos y hasta analgésicos figuran en la lista de medicamentos que pueden obstruir el disfrute íntimo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Pedro le bastan dos tragos de whisky antes de ir a la cama, mientras Zoila prefiere la ayuda de media pastilla de cualquier antidepresivo. Pero si en una noche de esas con lluvias y en la tranquilidad del hogar a la pareja se le ocurre hacer el amor, observarán para su infortunio que las ganas no aparecen.

"Hay algo de cierto en eso", responde el doctor Miguel Ángel Contreras al referir que el hábito de tomar algunos fármacos de uso común produce efectos sobre la función sexual.

El médico internista del Hospital Central de Maracay señala que ciertos antidepresivos, somníferos e incluso algunos antiinf lamatorios tienen efectos sobre la erección, el deseo y el desempeño sexual en general. "Al tratar las disfunciones sexuales, una de las primeras medidas es revisar la medicación que está tomando el paciente".

No es un secreto que las disfunciones sexuales se cuentan entre los efectos secundarios de muchos fármacos, aunque pocos de sus consumidores son plenamente conscientes de esas consecuencias, lo que se ve agravado por el hecho de que por lo general el médico no le advierte ni le pregunta por estos síntomas, dado que prefiere no inmiscuirse en asuntos de la intimidad.

El sexólogo Andrés Moltedo indica que la mayoría de los medicamentos perjudica el desempeño sexual, especialmente los relacionados con la salud mental, como ansiolíticos, antidepresivos y antipsicóticos. Sin embargo, por la magnitud de la medicamentación, asegura que los antidepresivos son los que más alteran en este terreno a las personas, porque son medicamentos que afectan el sistema nervioso central.

En cuanto a los efectos, "la capacidad de sentir deseo sexual es la función que más fácilmente se ve alterada", explica Moltedo. Disminución de la libido, anorgasmia, eyaculación retardada, disfunción eréctil y menor lubricación vaginal se cuentan entre las consecuencias de la medicación.

Efecto indeseable. En cuanto a los antidepresivos, hay un límite donde se unen la verdad con las afirmaciones sin comprobación científicas. La disfunción sexual es un tema común que posiblemente se agrave en personas sumidas en la depresión. Se ha establecido que muchas drogas antidepresivas afectan la función sexual. De hecho, la baja del deseo sexual podría ser un síntoma de depresión.

Pero hay otros medicamentos que por vía indirecta afectan la libido de la persona.

Por su efecto en la circulación sanguínea, también los betabloqueantes (utilizados para regular la presión arterial), neurolépticos y antihipertensivos figuran entre los fármacos que más comúnmente causan disfunciones sexuales. Otros que se suman a la lista son los diuréticos, relajantes musculares, los que se usan para bajar el colesterol y la glucemia, antiulcerosos e incluso algunos antiinflamatorios. Es el mismo caso del consumo de tabaco.

A veces no es la medicación, sino la enfermedad la que causa una disfunción, por lo cual es importante reconocer el momento en que empiezan los síntomas y determinar si estos se relacionan con el inicio del tratamiento farmacológico.