• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Mi familiar tiene Alzheimer ¿y cómo lo trato ahora?

La atención familiar es fundamental para el paciente con alzheimer

La atención familiar es fundamental para el paciente con alzheimer

Una nueropsicóloga ofrece consejos para enfrentar los síntomas emocionales que van desde ansiedad, depresión, apatía hasta estado de psicosis  agresividad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya no hay dudas, de la noche a la mañana te enteraste de que tu abuelo, padre o hermano mayor no hacía esas cosas extrañas por “chocheras” o terquedad. Es peor: fue diagnosticado con Alzheimer u otra demencia. Ahora se inicia una etapa de adaptación familiar que viene cargada de preguntas: ¿cómo lo tratamos? ¿Podemos curarlo? ¿Qué debemos y qué no debemos permitirle?

Mariela Rasquin, neuropsicóloga del Hospital Universitario de Caracas, en la Unidad de Neuropsicología de la Universidad Central de Venezuela, asegura que es necesario saber manejar las emociones del paciente con demencia, tanto para el bien del enfermo como para el desenvolvimiento familiar. “No es imposible tratar a personas que empiezan a padecer síntomas emocionales como ansiedad, depresión, apatía; y psicóticos como agresividad, manías y desinhibición. Pero es necesario contar con las herramientas para lograrlo”, explica.

Por ello, la especialista realizó una serie de recomendaciones que a continuación presentamos:
1.- No confrontar. De nada vale pelear con el paciente, ya que sus actos son involuntarios.
2.- Integrarse con el paciente. Compartir su mundo disminuirá los ataques de ansiedad.
3.- No acercarse físicamente al paciente cuando esté agresivo ni tocarlo, ya que ellos pueden percibirlo como una amenaza. El cuidador puede acercarse emocionalmente, acompañarlo, pero sin establecer contacto físico. Lo más conveniente es dejarlo descargar su rabia solo y luego hablarle, a fin de conocer qué detonó esa actitud.
4.- Realizar alguna actividad que lo reconforte y aleje su ansiedad. Una vez que se conozca qué le gusta y qué no, será más fácil mantenerlo a gusto.
5.- Permitirle al paciente que coma como lo desee en casa aunque sea con las manos; más aún si se encuentra comprometida la movilidad o las praxias (habilidades motoras adquiridas) y le es difícil tomar los cubiertos. Esto lo hará feliz y evitará episodios de ira.
6.- Responder sus preguntas siempre. No importa que el paciente pregunte 32 veces la hora o cualquier otra cosa, usted debe responder las 32 veces. Si lo hace es porque desea saber y eso disminuirá su ansiedad.
7.- Otorgarle actividades sencillas en casa como poner la mesa. Lo hará sentirse útil e integrado.
8.- Atender rápidamente los malestares físicos. Un simple dolor de cabeza puede generar conductas difíciles o negativas en el paciente y detonar situaciones que se manifestarán de forma primitiva (llanto, gritos, agresividad).
9.- Intentar -lo más posible- preservar la función cognitiva del paciente con actividades estimulantes y prescripción farmacológica. La terapia con medicamentos puede incluir rivastigmina, que enlentece el deterioro cognitivo del enfermo de Alzheimer y garantiza más años con calidad de vida. Posee además presentación en parches que proporciona comodidad.
10.- Entender que cualquier emoción genera una reacción porque el paciente con demencia es muy sensible. Una palabra, facciones de la cara o la comunicación inconsciente, podrían desatar reacciones en el enfermo, debido a que hay un contagio permanente de emociones como fatiga, estrés, depresión, ansiedad, sensación de sobrecarga, rabia, sentimiento de pérdida, culpa, insomnio e irritabilidad. Entonces, en la medida de lo posible, el cuidador debe conservar el buen humor, preservar la calma, mantener distancia emocional y
conseguir tiempo de descanso.
11.- Finalmente hay que buscar siempre el lado bueno de su familiar enfermo. Puede que no la vea pero esa persona está allí, solo que escondida debido a su patología. Recuerde que la demencia no es culpa de nadie, ni del paciente ni del cuidador. Manténgase positivo, respete, hable de manera agradable y demuestre su cariño.