• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

¡Sí existe el Síndrome Visual Informático!

¿Padeces del síndrome visual informático?

¿Padeces del síndrome visual informático?

El auge tecnológico ha generado esta nueva afección. Si te arden los ojos y los sientes cansados, este artículo es para ti

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Joanne Reitano es profesora y escritora de historia para un centro educativo en Nueva York. Últimamente pasa muchas horas frente a la computadora revisando su primer libro, por lo que le empiezan a arder los ojos y le resulta difícil trabajar. Tras descansar los ojos por un rato, su malestar disminuye, pero regresa cuando vuelve a usar el ordenador. Reitano tiene una enfermedad llamada síndrome visual informático.

Este síndrome puede afectar a cualquiera que pase tres o más horas al día frente al monitor de la computadora y la población en riesgo es potencialmente grande. Alrededor del mundo, hasta 70 millones de trabajadores corren el riesgo de padecer síndrome visual informático y es posible que la cantidad aumente.

Especialistas en el cuidado de los ojos de Nigeria y Botsuana, publicaron en el Medical Practice and Reviews, una lista de profesionales cuyo trabajo depende en gran medida de la computadora y corren en riesgo de padecer uno o más síntomas del síndrome visual informático: contadores, arquitectos, banqueros, ingenieros, controladores aéreos, artistas gráficos, periodistas, académicos, secretarias y estudiantes.

Dicha lista no incluye a los millones de niños y adolescentes que pasan varias horas al día jugando con su ordenador.

Pero los efectos del uso prolongado de este aparato no solo se relacionan con la visión, también se han reportado síntomas neurológicos, como dolores de cabeza crónicos y problemas musculoesqueléticos, como dolor de cuello y espalda.

Sin embargo, la molestia más común está relacionada con los ojos, se puede experimentar visión doble y borrosa, así como ardor, comezón, sequedad y enrojecimiento, lo que en conjunto puede afectar al desempeño laboral. Un efecto inconsciente es reducción en la frecuencia del parpadeo, lo normal son 17 o más parpadeos por minuto pero al trabajar ante una pantalla se reduce a 12 o 15 veces por minuto.

Recomendaciones:

  • Para proporcionar a los ojos una distancia cómoda para enfocar, la pantalla debe estar a unos 50 o 70 centímetros del rostro, los ojos deben estar al nivel del borde superior del monitor.
  • El Departamento de Oftalmología de la Universidad de Pensilvania aconseja que el centro del monitor esté unos 10 o 20 centímetros debajo de los ojos, así se reduce la  exposición de los ojos a la vez que se  minimiza la sequedad y el picor.
  • La pantalla debe ser más brillante que la luz ambiental. Regule las luces de techo o persianas para disminuir la luz del sol, pues el exceso de brillo hacen que los ojos se esfuercen para ver lo que está en la pantalla.
  • Asegúrate que tu monitor tenga una pantalla de alta resolución que proporcione fuentes mejor definidas e imágenes más nítidas.
  • Limpia constantemente el monitor con un paño de limpieza antiestática.
  • Los oftalmólogos sugieren apegarse a la regla “20-20”: cada 20 minutos, toma 20 segundos de descanso y mira hacia una distancia de unos cinco metros. Parpadea tanto como sea posible de manera consciente para mantener la superficie ocular bien lubricada, también gotas.
  • Considera adquirir unos lentes especiales para ordenador: lentes bifocales o progresivos con la parte superior ideal para lectura en pantalla y la parte inferior diseñada para documentos impresos a distancia.
  • Examina tu visión periódicamente, lo recomendable es una vez al año. 

Con información de The New York Times