• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Un tercio de los europeos se expone a contaminantes atmosféricos en ciudades

Casi un tercio de los habitantes de las ciudades europeas está expuesto a concentraciones excesivas de partículas en suspensión en la atmósfera, según un informe difundido hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El estudio indica que muchas zonas de Europa sufren problemas persistentes con el ozono troposférico y las concentraciones de partículas al aire libre (PM), el contaminante atmosférico con más riesgos para la salud en la Unión Europea (UE) al ser causa de muerte prematura.

Así, el 21% de la población urbana soportó en 2010 niveles de concentración de PM 10 (es decir, con un tamaño inferior a 10 micras) superiores a los límites diarios fijados por la UE. Ese porcentaje sube hasta el 30 % cuando se habla de concentración de PM 2,5. Según los niveles de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más estrictos que los de la UE, hasta el 81 % de los habitantes de ciudades estuvo expuesto a concentraciones superiores a los valores de referencia de PM 10, un 95 % si se tienen en cuenta las PM 2,5.

En el caso del ozono, que puede provocar problemas respiratorios y muerte prematura, el 97 % de la población urbana se expuso a concentraciones superiores al nivel fijado por la OMS en 2010, un 17 por ciento considerando el valor objetivo que marca la UE.

En ese mismo año, el 7 % de los europeos que viven en ciudades soportó niveles de dióxido de nitrógeno, que causa la acidificación del agua, por encima de los valores límites de la UE. El informe apunta a que entre el 20 y el 29 % de la población urbana estuvo expuesta a concentraciones superiores a los límites de la UE para el benzopireno, un carcinógeno.

Las emisiones de dióxido de azufre se han reducido en cambio de forma considerable, mientras que las concentraciones de monóxido de carbono, benceno y metales pesados al aire libre son bajas, resaltó el estudio de la AEMA, con sede en Copenhague.

"En muchos países, las concentraciones de contaminantes atmosféricos aún son superiores a los límites legales y recomendados establecidos para preservar la salud de los ciudadanos europeos", señaló en un comunicado Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA.

La contaminación atmosférica reduce la esperanza de vida humana en unos dos años en las ciudades y regiones más contaminadas, según McGlade.