• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La baja estatura en los niños debe ser una señal de alarma para los padres

La función hormonal interviene en el aumento de estatura de las personas | Foto: Archivo

La función hormonal interviene en el aumento de estatura de las personas | Foto: Archivo

Especialistas advierten que los padres deben estar atentos cuando notan que el ritmo de crecimiento del niño no está acorde con su edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las principales causas en la estatura baja es el déficit de la hormona de crecimiento, que puede controlarse con inyecciones de dicha sustancia.

Con frecuencia los padres de niños con baja estatura le restan importancia a esta situación, en espera de que al llegar a la pubertad se presente un desarrollo acelerado, aún más si la altura promedio en la familia es poca. Lo que muchas personas desconocen es que la talla baja puede deberse a algún trastorno del crecimiento e incluso problemas hormonales.

Las implicaciones de una baja estatura no solo se evidencian a nivel físico, sino también emocional. Algunas personas bajas pueden ver afectada su autoestima, aún más cuando la diferencia con otros de su edad se hace muy notoria a edades decisivas para el desarrollo de la personalidad, como la infancia o la adolescencia.

La especialista en endocrinología pediátrica, María Milagros Rodríguez, enfatizó que los padres deben estar atentos cuando notan que el ritmo de crecimiento de su hijo no está acorde con su edad, lo que puede advertirse con el control pediátrico.  "Un niño con estatura baja está dos desviaciones estándar o más por debajo de la estatura promedio de los niños del mismo sexo y edad. Además está por debajo de 2,3% en la tabla de crecimiento", explicó la doctora.

Si bien la función hormonal no es la única que interviene en el aumento de estatura de las personas, sí tiene un rol importante en el desarrollo corporal. Una de las más significativas es la hormona del crecimiento, cuya falta o disminución pueden provocar trastornos que le impiden a la persona alcanzar una estatura óptima en su proceso de desarrollo.

Tamaño y edad

Cuando la baja estatura se debe a un déficit en la secreción de hormona del crecimiento, la persona aún tiene la posibilidad de aumentar algunos centímetros, si se somete a tratamiento con inyecciones de dicha sustancia antes de que culmine su etapa de desarrollo, cuando se cierra la epífisis (los extremos de los huesos largos), lo que generalmente ocurre en la pubertad.

 "La estatura máxima que se pueda alcanzar con la terapia de hormona de crecimiento, dependerá del inicio del tratamiento y la causa que haya ocasionado el déficit de dicha sustancia. Si es un niño sano sin ningún tipo de problema genético, alcanza un crecimiento en su máximo potencial. Adicionalmente influyen factores como cumplir el tratamiento en forma adecuada, que duerma temprano y que haga actividad física", acotó la especialista en endocrinología pediátrica.

"Mis hijos no crecen"

Elena Meneses Amaya es madre de dos hijos, una adolescente de 17 años y un niño de 12. Ella siempre notó que, a pesar de ser de baja estatura y su esposo también, algo no iba bien con el crecimiento de sus hijos, aún cuando los pediatras a los que acudía siempre le decían que no había ningún problema con ellos y que estaban creciendo sanos.

"Primero fue con mi hija, notaba que tardaba mucho en cambiar de talla de ropa y de zapatos, pasaban años con el mismo tamaño y eso no me parecía normal. Hace cinco años decidí cambiar de pediatra para tener una segunda opinión y fue cuando me remitió a un endocrino pediatra. Después de los exámenes correspondientes, supimos que tenía déficit de hormona de crecimiento y por eso era su baja estatura. Hoy en día ella sigue aplicándose la hormona y ha aumentado 12 centímetros de estatura. Este es el último año en tratamiento para ella", relató Amaya.

Con su hijo menor la detección fue más rápida por la experiencia que tenía con su hija: "Efectivamente luego de los estudios también comprobamos que tenía la misma condición que su hermana. Su terapia se inició mucho más rápido, cuando apenas tenía 7 años, con cinco años aplicándose la hormona de crecimiento ha ganado 25 centímetros y todavía le queda tiempo para alcanzar la estatura esperada", añadió.

Nota de prensa