• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cuatro especialidades extrañas de la medicina

Especialidades de la medicina | Foto: Archivo

Especialidades de la medicina | Foto: Archivo

La algología, ceraunomedicina, medicina nuclear y la psiconeuroinmunología permiten estudiar distintas ramas de la medicina, y enfermedades en su campo específico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la medicina como en otras profesiones del mundo, existen especialidades extrañas que son muy poco nombradas pero que son estudiadas y aplicadas en la actualidad.

Algunas de estas especialidades extrañas, son poco conocidas, no muchos profesionales las practican y además su área de estudio es muy específica por lo que está muy limitada.

A continuación cuatro de las especialidades médicas más raras:

Algología

La algología es la ciencia que alivia el dolor, una novedosa disciplina médica que permite que pacientes con enfermedades terminales o de larga duración, puedan vivir con mayor normalidad.

El uso de la algología se intensificó por la necesidad de enfrentar el dolor crónico que algunos pacientes sufren y es una rama de la medicina que muchos anestesiólogos estudian como una subespecialidad.

Ceraunomedicina

Esta rara especialidad médica evalúa a las personas que han sido víctimas de los rayos. El término fue acuñado por un investigador llamado Chris Andrews, que sufrió las heridas de un rayo. 

Andrews recibió daños eléctricos, calor intenso y la energía mecánica que los anteriores generan. 

Medicina nuclear

La medicina nuclear no es más que una subespecialidad de las imágenes medicas en la que se utilizan cantidades pequeñas de material radioactivo para poder diagnosticar la gravedad edde una enfermedad.

Esta sirve para  realizar pruebas de varios tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, gastrointestinales, entre otras. 

Psiconeuroinmunología

La Psiconeuroinmunología, permite explorar las interconexiones puestas en evidencia, a través de diversos estudios entre los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino. Tanto el sistema inmunológico como los sistemas cardiovascular y nervioso han sido estudiados en forma aislada e incluso como sistemas autónomos y es recientemente con los avances de la medicina experimental, que se ha tendido hacia la integración en el estudio de dichos sistemas, especialmente a partir de la descripción de los efectos del stress sobre la inmunidad o la capacidad de respuesta defensiva del organismo ante los ataques de virus, hongos o bacterias. 

Esto lleva a considerar a la salud como un camino que se puede elegir y a ver la enfermedad como una equivocación.