• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Tres epidemias repuntaron en 2012

Mosquito del dengue / Reuters

Mosquito del dengue / Reuters

El paludismo, el dengue y la tos ferina se convirtieron en tres enfermedades transmisibles que salieron de control

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los casos de malaria continúan en aumento en Venezuela. Las cifras más recientes del Ministerio de Salud, correspondientes al Boletín Epidemiológico de la semana 46 –el último publicado por el ente rector sanitario–, reportan 41.495 casos acumulados durante el año 2012. Hace un año, en la misma semana epidemiológica de 2011, el acumulado era de 40.271. En comparación, se han registrado cerca de 1.200 infecciones más durante este año.

Los números son cónsonos con lo que hace un par de días señalaba la OMS en su Informe Mundial de la Malaria, correspondiente al año 2012: Venezuela, junto con República Dominicana y Guyana, son los únicos países del mundo en los que ha aumentado el número de casos de paludismo durante la última década. “En veinte años se duplicaron las infecciones por malaria en el país”, explica José Félix Oletta, ex ministro de Sanidad e integrante de la Red de Sociedades Científicas y Médicas de Venezuela.

De acuerdo con el informe, en el año 1992 hubo poco más de 21.000 casos; la mitad de los que se registran hoy en día. Esta enfermedad debilitante, caracterizada por fiebre y malestar corporal, puede afectar el funcionamiento hepático y renal, además de lesionar el sistema nervioso central. En casos críticos, puede ocasionar la muerte; todo gracias a la picadura de un mosquito: el Anopheles, vector del parásito Plasmodium.

Precisamente, no es casualidad que la mayoría de los casos registrados en el país sucedan en el estado Bolívar, como consta en el Boletín Epidemiológico. “En promedio, entre 80% y 90% del paludismo en Venezuela surge en ese estado, debido a que se trata de una región selvática, óptima para la proliferación del mosquito”, apunta Oletta, que achaca la tendencia creciente de la enfermedad a fallas institucionales en el Ministerio de Salud.

“La prevención es sencilla. A partir de la vigilancia epidemiológica, hay medidas clave que tomar en la región afectada, como la distribución de mosquiteros impregnados en insectida para los hogares; la dotación de insecticidas y fumigar en las cercanías de las zonas residenciales. Es sencillo y, sin embargo, no se hace. Esto es una grave falla institucional”, explica.

Presupuesto insuficiente. Además de la ausencia de medidas preventivas, otras causas que impulsan el incremento del paludismo en el país son la ausencia de personal calificado en el área de malariología, el incumplimiento de planes de trabajo en la promoción de la salud, ausencia de vehículos para la atención en zonas de densa vegetación y deficiencia en el surtido de medicamentos antimaláricos. Así lo determina la Red de Sociedades Científicas en su Nota Breve número 76, documento electrónico en el que cuestionan las fallas existentes en la atención de esta enfermedad, con base en información confidencial obtenida del Ministerio de Salud.

“Lo lamentable es que todo indica que la dirección en la que avanza el Ministerio de Salud impedirá que esa tendencia creciente cambie. Del proyecto presupuestario presentado por este organismo para 2013, sólo 2% está destinado al control de enfermedades endémicas y epidémicas”, indica el especialista, que también cuestiona el retardo en la entrega de información epidemiológica a la población. “Hay quienes no saben que esta enfermedad puede ser letal, porque no hay campañas informativas. Tampoco se divulgan las cifras de fallecidos; calculamos que por esta causa son entre 10 y 20 al año. Esta es una realidad que se debe conocer de manera oficial y no por el esfuerzo que hacemos especialistas independientes. Es un deber ministerial”.

Meta lejana

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por la Organización de Naciones Unidas y suscritos por Venezuela imponen al país la meta de registrar en el año 2015, sólo 7.400 casos de malaria, cifra correspondiente al acumulado de casos en 1990. A tres años de la fecha pautada, se registran 41.495 infecciones anuales, lo que pone al país en una situación difícil para cumplir con el compromiso asumido. “Difícilmente podría reducirse seis veces la incidencia”, apunta José Félix Oletta.

A esta situación, se suma la posición del país frente a América en cuanto a casos de paludismo. “En 1993 hubo cerca de 20.000 infecciones, que representaban 2% de un millón de infecciones en el continente ese mismo año. Hoy, los países americanos suman 500.000 casos y Venezuela aporta, entre esos, más de 40.000, que es cerca de 10%”, apunta Oletta. Como otras tantas veces, en Venezuela los objetivos propuestos no podrán ser alcanzados.

Se multiplicaron casos de tos ferina y dengue

Las estadísticas reflejadas en el Boletín Epidemiológico número 46 del Ministerio de Salud también señalan que la tos ferina, durante el período que va del 1° de enero al 17 de noviembre de 2012, se incrementó en 46%. De 512 casos el año pasado subió a 1.114 este año.

El epidemiólogo Oswaldo Godoy afirmó que el repunte de la enfermedad se debe a las fallas del Programa Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud en niños menores de un año.

“Se acumularon los casos susceptibles de 2012 con los del año anterior. El programa es un desastre. No puede ser que con tanto dinero en el país no se haya vacunado. Esas vacunas están disponibles en el mercado”, dijo.

La Red de Sociedades Científicas y Médicas de Venezuela advirtió en noviembre pasado que el presupuesto destinado al fortalecimiento del Programa Nacional de Vacunación apenas recibiría 0,44% del presupuesto del despacho de Eugenia Sader, es decir, 35% de lo asignado al mismo rubro en 2011.

El dengue también registró un repunte este año. Hasta el 17 de noviembre de 2012 los casos en el país habían duplicado a los registrados en 2011. De 28.140 notificaciones hasta la misma fecha del año pasado subió a 42.089 enfermos en 2012.

Godoy señaló que los casos de dengue son atribuibles al descuido del control del vector. Recordó que en 2010 hubo un récord de muertes debido a la falta de atención especializada para los pacientes con la patología.

De hecho, el Ministerio de Salud destinará solo 7,4 millones de bolívares a la información estadística y vigilancia epidemiológica en 2013, lo que equivale a 0,030% del presupuesto de esa dependencia.

La red señaló que la escasa asignación de recursos debilita la lucha contra el control de las enfermedades.

“Esta cantidad insignificante condena al MPPS a una situación de debilidad de información y a una muy reducida capacidad de respuesta ante amenazas epidémicas y otras situaciones graves”, señala en el Análisis Preliminar de la Ley de Presupuesto 2013.