• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Las embarazadas que nadan aumentarían riesgo de alergias en sus hijos

Mujer embarazada/EFE

Mujer embarazada/EFE

Científicos ingleses estudian la incidencia de productos químicos en el sistema inmunológico de los pequeños, pero todavía faltan investigaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta semana el British Journal of Dermatology encendió la alerta entre las embarazadas, declarando que el cloro de las piscinas, como también los compuestos que se encuentran en productos de limpieza serían la causa del aumento de cinco veces las alergias hereditarias en los últimos 50 años.

“La exposición a estos químicos en forma constante podría alterar el sistema inmunológico de un niño no nacido, ya que los deja más sensible a condiciones tales como eczema, asma y fiebre del heno”, afirmaron al Daily Mail.

La declaración la realizan ante la prevalencia de alergias atópicas en los recién nacidos y que se cree que provienen de un estilo de vida llamado “hipótesis de la higiene”, que define a quienes son radicalmente limpios y en consecuencia, sus bebés no estarían familiarizados con muchos gérmenes.

Por eso, cuando entran en contacto con el medio desarrollan reacciones alérgicas atópicas donde no se puede detectar o identificar un alérgeno.

Pero la afirmación todavía es una hipótesis, ya que se sigue investigando cómo la exposición a los compuestos volátiles en el entorno doméstico y las sustancias químicas cloradas de las piscinas durante el embarazo, estarían asociadas a esas enfermedades.

Es por eso que los expertos del Instituto de San Juan de Dermatología en Londres y en la Universidad de Manchester insisten en que todavía necesitan seguir indagando.

"Nosotros, en el mundo de la ciencia todavía estamos luchando para encontrar la causa exacta, pero no hemos demostrado nada, no estamos diciendo que esta es la causa, esto es una hipótesis”, declaró el doctor John McFadden, dermatólogo consultor en el Instituto de San Juan.

De todas maneras, advirtió que la relación puede existir, pues que en la actualidad estamos utilizando muchos más productos químicos que hace 50 años, tanto en los de aseo personal como en los alimentos procesados que se consumen a diario.

Es sabido que el mejor ejercicio durante la gestación y lo que más recomiendan a las futuras mamás es la natación. ¿Por qué?

Según señala el doctor Max Polanco, ginecólogo de la Clínica Alemana, la hidrogimnasia amortigua el peso, relaja, libera las articulaciones, mejora el sistema cardiovascular, tonifica músculos, disminuye edemas circulatorios, ayuda a la flexibilidad y resistencia aeróbica, disminuye tensión nerviosa y además, controla el peso durante el embarazo.

Por estas razones, el doctor llama a mantener el ejercicio en el agua. “Esta es una hipótesis solamente, que es concebible e interesante, pero no se ha diseñado un estudio efectivo aún para comprobar la relación directa con las alergias que presentan los niños y la natación”, afirma.

De todos modos, el especialista indica que las mujeres después de la clase en la piscina, deben realizar un buen aseo genital, con agua que corra para disminuir la concentración de cloro que pudiera quedar en la vagina.

“Durante el embarazo la vagina es delicada y es más fácil que se inflame, irrite y se infecte, por lo tanto, es importante antes de vestirse que se den la ducha de aseo y el lavado de los genitales”, aconseja.

En cuanto al uso de productos clorados para el aseo, dice que se deben manipular de acuerdo a las indicaciones de cada fabricante. Nada de entrar en pánico ni dejar de utilizarlos.

En ese sentido, llama a no cambiar conductas de las embarazadas y continuar nadando y disfrutando del agua aunque esté clorada.