• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cómo detectar déficit de crecimiento en los niños

Aprenda cuales son las señales de alerta |Foto: Archivo

Aprenda cuales son las señales de alerta |Foto: Archivo

La endocrinóloga pediatra Joalice Villalobos enfatizó la importancia del chequeo médico periódico de los infantes para detectar cualquier anomalía 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son múltiples los sistemas del organismo que intervienen en el desarrollo de las personas. Uno de los principales es el sistema endocrino, ya que el desbalance de ciertas hormonas puede ocasionar trastornos del crecimiento que empiezan a evidenciarse en la adultez. La endocrinóloga pediatra Joalice Villalobos enfatizó la importancia del chequeo médico periódico de los infantes para detectar cualquier anomalía en una fase temprana.

La especialista en pediatría y endocrinología enfatizó que ante la sospecha de algún trastorno del crecimiento, la primera evaluación toma en cuenta la herencia genética transmitida por los padres, luego se consideran los problemas de alimentación, enfermedades crónicas o disfunciones hormonales.

Una de las posibles causas del lento desarrollo de los niños y baja estatura es el déficit de hormona del crecimiento. Dicha sustancia es secretada de manera natural por la hipófisis y se encarga de estimular la formación ósea para que los huesos se alarguen, contribuyendo además a la formación de los órganos y tejidos.

“En el caso de los infantes es muy importante el control que realiza el pediatra, ya que en el momento de su evaluación, el médico pesa y mide al niño, lo ubica en las curvas de crecimiento para determinada edad y género y determina a través del tiempo su velocidad de crecimiento”, expresó la galena.

Medición y control

Las curvas de crecimiento son registros de talla, peso y tamaño de la cabeza del niño que se compara con otros de la misma edad y población. Los resultados obtenidos ayudan al médico a hacerle un seguimiento al infante a medida que crece. Para determinar si un niño es más bajo o alto con respecto al promedio se emplea una medida llamada desviación estándar (DE).

La endocrinóloga explicó que un niño tiene una estatura normal cuando la misma se encuentra en el promedio de más o menos dos DE. “Un padre debe preocuparse cuando su niño se encuentra por debajo de menos dos DE en la curva de crecimiento según su edad y género o cuando presente un ritmo de crecimiento por debajo de lo normal. Un infante a edad escolar debe crecer a un ritmo de 5 centímetros por año. Igualmente un niño nacido con bajo peso, a los 4 años debe estar en los parámetros normales”.

Atención temprana

Villalobos señaló que otro factor determinante para la eficacia del tratamiento tiene que ver con la edad ósea (estimación del grado de madurez del hueso).

 “Los mejores resultados se obtienen cuando se recibe tratamiento por al menos 4 años. El tratamiento con hormona del crecimiento para las diferentes causas de talla baja se utiliza hasta la edad ósea de 14 años en las niñas y 16 años en los varones”, detalló la pediatra.

En general, el tratamiento es considerado  seguro cuando se utiliza con las dosis adecuadas, que deben estar indicadas y supervisadas por un especialista en endocrinología. La doctora Villalobos afirmó que la aplicación de inyecciones de hormona del crecimiento incrementa la resistencia a la insulina, lo cual es reversible al suspender su uso; sin embargo, no se ha demostrado un incremento de la frecuencia de aparición de diabetes en relación con la población general.

Las personas en tratamiento con  hormona del crecimiento no deben descuidar su alimentación y estado físico. Según la galena, el paciente debe tener una alimentación balanceada que involucre alimentos de todos los grupos. El ejercicio regular además de ser considerado un estímulo fisiológico del crecimiento, tiene el efecto beneficioso adicional de la salud cardiovascular.

¿Quiénes necesitan terapia hormonal?

De acuerdo con la endocrinóloga pediatra, Joalice Villalobos, el tratamiento de la hormona del crecimiento se realiza luego del diagnóstico de una condición que amerite su uso, entre ellas están; déficit de hormona del crecimiento, síndrome de Turner, así como niños que nacieron pequeños para su edad gestacional y no alcanzaron una talla normal a sus 4 años, aquellos que presentan talla baja asociada a insuficiencia renal o en quienes se concluye que tienen una talla baja idiopática susceptible de mejorar con  tratamiento.

 

Información: Nota de Prensa