• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

7 consejos para reducir los antojos en momentos de estrés

No tengas dulces en la oficina así reduces la ansiedas de ingerirlos

No tengas dulces en la oficina así reduces la ansiedas de ingerirlos

Incluir frutas y vegetales hará que te sientas satisfecho y el cuerpo  trabajará de mejor manera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando el estrés y la ansiedad afectan nuestra vida las personas suelen ingerir alimentos ricos en azúcar para satisfacer los antojos que pueden convertirse en los enemigos de un peso saludable.
 
Es importante que aprendas a identificar cuando es sólo antojo para reducir el estrés o realmente es hambre, refiere Binestar 180.

Si estás seguro de que quieres comer para reducir la tensión, lo mejor es que sigas los siguientes pasos:
 
Come con regularidad: Realizar tres comidas fuertes y dos meriendas, controla tus niveles de azúcar en la sangre, por lo que tu cuerpo no sentirá esa sensación de comer algo dulce en momentos de estrés.

Elige alimentos naturales y variados:  Cuando en tu dieta incluyes vegetales y frutas en su forma original, tu cuerpo trabajará de mejor manera y te sentirás más satisfecha.

Desayuna bien: Incorpora proteínas, grasas saludables en tu primer alimento del día, ya que de lo contrario estarás más propenso a sucumbir ante los antojos dulces en momentos de estrés.

Come proteína: Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, sólo asegúrate de que sea la cantidad correcta para tu cuerpo.

Añade especias: Si necesitas algo dulce en tu comida, añade especias como la canela, nuez moscada, los cuales endulzan de forma natural tus alimentos y reducen tus antojos.

Muévete: Cuando estás muy estresado y sientes antojo de comer, muévete de lugar, camina, baja y sube las escaleras. Aumentas tu energía, despejas tu mente y disminuyes el antojo.

Duerme bien: Las personas que están cansadas sienten más antojos dulces, para adquirir energía y reducir los efectos del agotamiento. Así que organiza tu tiempo para dormir por lo menos ocho horas seguidas.