• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Confirman que cascos azules son responsables de epidemia en Haití

Un estudio de la Universidad de Yale revela que la cepa fue introducida por los militares de la ONU en el país antillano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio realizado por especialistas en derecho y salud pública de la Universidad de Yale confirma la responsabilidad de los cascos azules nepaleses de la Organización de Naciones Unidas en la epidemia de cólera que afectó a 650.000 personas en Haití y ha causado más de 8.000 muertes desde octubre de 2010.

El centro de estudios estadounidense comprobó que la cepa de cólera que causó el brote fue introducida en Haití por un contingente nepalés de la misión la ONU, instalado en ese país tras el terremoto de enero de ese año. La investigación indica que el vertido de materia fecal contaminó uno de los ríos al norte de la capital Puerto Príncipe.

Un grupo de afectados por la epidemia demandó al organismo internacional, pero la ONU negó su responsabilidad alegando que era imposible la determinación formal del origen de la variedad de la bacteria que causó la epidemia.

“Al introducir el cólera en Haití y al rechazar toda forma de compensación a las víctimas de la epidemia, la ONU no cumplió con sus obligaciones de las leyes humanitarias internacionales”, afirmaron los autores del estudio.

Los investigadores señalan que los términos de la Carta de Naciones Unidas y la Convención sobre los privilegios e inmunidad de la ONU de 1946 eximen al organismo de denuncias ante la mayoría de las jurisdicciones internacionales. Sin embargo, exhortan a la ONU a asumir su responsabilidad con los países en los que han causado perjuicios debido a la instalación de los cascos azules.

“El rechazo a establecer una comisión de indemnización para las víctimas de la epidemia constituye una violación de sus obligaciones contractuales hacia Haití”, agregaron.

Martin Nesirky, vocero de la ONU, respondió que la organización no ha cambiado su posición respecto a la acusación y puso de relieve sus esfuerzos contra la epidemia.

Las víctimas de la epidemia de cólera se movilizaron para reclamar millones de dólares de indemnización y advirtieron que iniciarían una demanda ante la justicia de Estados Unidos y en Europa si la ONU se empeña en rechazar su reclamo.