• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

2015 cierra con falta de análogos de insulina

Los pacientes con diabetes se han visto afectados por la escasez de tratamiento y en riesgo de hospitalización

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El control metabólico es la meta en el tratamiento de la diabetes, debido a la necesidad de mantener en equilibrio los niveles de glucemia (azúcar en la sangre).

La endocrinóloga Liliana Fung denunció que la poca disponibilidad de análogos de insulina en el país afectaría el metabolismo del paciente, debido a que puede generar la necesidad de cambiar el tratamiento de los pacientes y suministrarles insulina humana inyectada, incrementando el riesgo de presentar hipoglucemia y alteraciones en el peso corporal.

La también jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Caracas explicó que los análogos de dicha hormona tienen un perfil farmacocinético similar al de la sustancia producida naturalmente en el páncreas, por lo que ofrecen mejor control metabólico que las denominadas insulinas humanas inyectables.

Liliana Fung comentó que en el país se dispone de dos tipos de análogos de insulina, pero uno de ellos está en falla. Recalcó que la primera opción es mantener a los pacientes en tratamiento con análogos de la hormona mientras haya alguno disponible y solo si agota la existencia del fármaco se debe hacer el cambio a las insulinas humanas inyectables, informándole al paciente los riesgos inherentes a esta otra terapia.

Aunque no cuenta con cifras específicas de cuántos diabéticos son tratados con análogos de la hormona en Venezuela, declaró que los médicos tienen que usar el medicamento que controle mejor al paciente y genere menores efectos.

“Hemos tratado que la gran mayoría de las personas tratadas con insulina usen los análogos, ya que tienen mejor perfil de seguridad”, dijo.

En el aspecto de la farmacoeconomía, la galena aclaró que la insulina humana inyectable tiene un costo más bajo que el análogo, pero su uso aumenta la tasa de hospitalización por hipoglucemia grave (concentración de azúcar en la sangre anormalmente baja, inferior a 50-60 mg / 100 ml, que puede provocar problemas cardiovasculares), lo que genera más gastos para la persona, su familia y el estado. 

La doctora Fung enfatizó que debe evaluarse el costo y el beneficio de los análogos de insulina. “Últimamente se hospitalizan más personas por hipoglucemia que por hiperglucemia, y ambas condiciones son igualmente peligrosas para la salud del paciente”, aseveró. 

Consecuencias

Por su parte la endocrinóloga y representante de Fenadiabetes, Elizabeth Grubber de Bustos, alertó que además de las fallas en la distribución y acceso a las insulinas, existe una escasez considerable de las tiras reactivas que son utilizadas por los pacientes para hacer las mediciones de los niveles de glucosa, con el fin de poder determinar las dosis de insulina que deberán colocarse. Explicó que esto representa un problema importante porque en la mayoría de los casos de diabetes tipo 1, estos monitoreos deben realizarse entre 3 y 5 veces al día, para colocar entre 4 y 5 inyecciones de insulina.

Adicionalmente, la doctora Grubber señaló que los pacientes han reportado que existe reventa de estos productos en los mercados no convencionales, los cuales son ofertados hasta en 500% más con relación al precio de venta establecido. Por estas razones, hizo un llamado al Ministerio del Poder Popular para la Salud, a que solucione los problemas que atraviesan las personas diabéticas, que se cumpla con las garantías establecidas, y a que se asegure el derecho a la salud, tal como lo establece la Constitución Nacional.