• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Los beneficios de un peeling

Foto cortesía de El Mercurio

Foto cortesía de El Mercurio

Se trata de un tratamiento de procedimiento estético para realizarse en los día decembrinos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un peeling es una descamación o exfoliación profunda que ayuda a una renovación de la piel, permitiendo disminuir arrugas y rejuvenecer la  epidermis, además de eliminar algunas imperfecciones y unificar el tono.

Asimismo, un peeling en el rostro permite a las personas estimular el colágeno de la piel, alisando la superficie cutánea, lo que mejora el brillo y luminosidad.

Existen peelings médicos, los que se caracterizan por ser un poco más agresivos, pero con resultados espectaculares en envejecimiento cutáneo, manchas y cicatrices de acné, principalmente. Estos procedimientos se realizan de forma combinada, con el fin de potenciar los efectos de los tradicionales y obtener mejores resultados.

Uno de los más recomendados es peeling en el contorno de ojos y en el sector peribucal, que si bien son profundos y necesitan reposo, los resultados son impresionantes, ya que se retrae el colágeno, produciendo la desaparición de muchas de las arrugas y, lo más importante, es que mejora la calidad y turgencia de la piel. 

Es aconsejable realizar este tipo de tratamiento durante la época invernal, ya que el hecho de recambiar la epidermis produce riesgos como manchas o pigmentación irregular, los cuales se incrementan en el verano. Asimismo,  la recuperación es mucho más cómoda para el paciente en invierno.

Un peeling no se limita solo al rostro, también hay otras zonas del cuerpo en el que se puede realizar este tratamiento, como las manos, antebrazos y pecho, produciendo resultados igualmente beneficiosos que los obtenidos en un peeling facial. 

Cabe mencionar que en cuanto a las estrías un peeling logra mejorar su aspecto,  pero no desaparecen del todo. En cuanto a las manchas, los resultados son mucho más alentadores y hay una notoria mejoría.

Realizar una renovación de la epidermis, por lo menos una vez al año, es lo mínimo que podemos hacer por la salud de nuestra piel. Sin embargo,  cuando se busca obtener un mejor resultado o si la persona presenta algún tipo de  patología cutánea, es preciso realizar peelings más agresivos o varias sesiones hasta conseguir nuestro objetivo. ¡No dejes de hacerle este gran regalo a tu piel!