• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

No más axilas ni entrepiernas manchadas

Tratamiento para eliminar las manchas de las axilas | Cortesía

Tratamiento para eliminar las manchas de las axilas | Cortesía

Aprenda cuáles son los tratamientos suelen aplicarse en la consulta de medicina estética

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los últimos meses se han vuelto comunes las consultas por áreas corporales manchadas, predominando zonas las axilas y las ingles o entrepierna. Esta situación ha puesto a la medicina a realizar una búsqueda de las posibles razones que conllevan a este cuadro tan incómodo, para dar una respuesta terapéutica efectiva.

Las axilas y entrepierna son áreas de continuo roce y fricción, que por esta misma estimulación, son capaces de producir mecanismos de protección tales como el engrosamiento de la piel y un aumento en la producción de melanina (pigmento que da el color a la piel), dando como resultado el oscurecimiento de la zona. Pero éstas no son las únicas razones por las que aumenta la coloración, sino que, encontramos otras que se enumeran a continuación:

Aparición de vello en la pubertad que da un trasfondo oscuro a la piel. Posteriomente pasa a ser un pelo más grueso y con mayor cantidad de pigmento en su interior que se traduce en un oscurecimiento mayor.

Técnicas de depilación temporal: el uso de técnicas de rasurado, depilación con cremas o de avulsión (ceras, pinzas o depiladoras eléctricas) suelen producir erosiones, pequeñas heridas, irritaciones, inflamaciones, infecciones o pseudofoliculitis, que dejan como consecuencias algunas manchas puntuales o en la totalidad del área, acompañadas a veces por cicatrices oscuras.

Hiperhidrosis y Brohmohidrosis: se refieren a la sudoración excesiva (hiper) que puede estar acompañada de mal olor (bromo). Ambas condiciones generan una conducta de aseo compulsivo, en donde se exagera el uso de desodorantes, antitranspirantes y perfumes, pero también puede encontrarse una irritación propia de los componentes del sudor con el consiguiente oscurecimiento de las zonas afectadas.

Trastornos hormonales: ciertas enfermedades como el hiperinsulinismo, desequilibrios del cortisol y la obesidad, predisponen a la aparición de manchas oscuras en áreas de roce y fricción como es el caso de las axilas y entrepiernas.

Una vez conocidas las causas de la aparición de las manchas, debemos instaurar una serie de medidas que van desde lo más básico, hasta la aplicación de terapias médicas específicas. Debe revisarse la técnica depilatoria que se aplica el paciente y así determinar si produce irritación.

Igualmente es útil evitar el roce continuo, usando prendas de vestir holgadas y de telas suaves como el algodón. También se recomiendan terapias que disminuyan la sudoración excesiva y el mal olor, si este fuera el caso, para disminuir el uso indiscriminado de desodorantes y perfumes. Si se trata de trastornos hormonales, la persona debe acudir a la consulta médica especializada.

¿Qué tratamientos suelen aplicarse en la consulta de medicina estética?

Las técnicas de depilación definitiva, mejor conocidas como fotodepilación o depilación láser, se han convertido en el tratamiento ideal para eliminar el pelo terminal permanentemente, aportando en el caso del oscurecimiento de axilas e ingle un doble beneficio porque, además de eliminar el efecto sombreado que producen los vellos, se produce el aclarado propio de los láseres y fuentes de luz o IPL.

Al realizar un tratamiento con repercusión definitiva, estamos sacando del camino a otros factores causales de las manchas como la irritación, inflamación y posibles infecciones. Además, la depilación láser es el tratamiento estándar contra la pseudofoliculitis, evitando así la aparición de marcas o cicatrices.

Los peelings químicos suaves son otras herramientas para aclarar las manchas en axilas y entrepierna. Los mismos se acompañan de la indicación de cremas despigmentantes, no irritantes, que deben usarse sólo de noche, conjuntamente con la aplicación de protección solar durante el día, sobre todo si va a exponerse al sol o usar blusas sin mangas. El paciente puede beneficiarse del uso de compuestos con vitamina C ya que ésta es conocida por su fuerte efecto aclarante, pero se recomienda consultar previamente con el médico tratante.

La toxina botulínica es, en la actualidad el tratamiento más utilizado para controlar la sudoración excesiva acompañada o no de mal olor, ya que se trata de una técnica sencilla, efectiva, duradera, sin riesgos, ni hospitalizaciones, tal y como lo ameritan otras técnicas de tipo quirúrgico que se indican con el mismo fin. Se ha comprobado que su uso repetido logra disminuir en gran proporción la producción de sudor.

Igualmente es importante crear consciencia en los pacientes de no utilizar perfumes, ni desodorantes alcoholados cuando haya exposición al sol, así como fomentar el uso de protección solar en esas zonas, sobre todo, si se está recibiendo tratamiento para eliminar las manchas. Otro hábito que es conveniente incluir en la rutina diaria es el uso de cremas o lociones hidratantes en axilas e ingles, después del baño o antes de dormir, con la finalidad de permitir la regeneración a esa piel.