• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cuando aparecen el aburrimiento y luchas de poder en la pareja

Frente a la erosión paulatina de la relación hay otros desencadenantes puntuales como traumas sexuales, embarazos no deseados, episodios de abuso o violación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Cuáles son las causas que motivan esa inhibición sexual que abre grietas a veces insalvables en la relación matrimonial? Ambos especialistas coinciden en que el deseo sexual inhibido no se presenta de improviso. En principio reconocen un patrón psicológica, que se repite con frecuencia es la monotonía sexual de las parejas que hacen el amor en la misma posición, casi a la misma hora de la noche y que después del orgasmo, ambos se dan la espalda y echan a dormir.

“El aburrimiento acarrea una pérdida del deseo en parejas de larga vida sexual en común”, explica Gerardo Giménez Ramírez, al referir cómo la repetición rutinaria de actividades estereotipadas muchas veces viene condicionada por una insuficiente educación sexual, en la que la sexualidad se restringe a “la normalidad genital” y priva a la persona de desarrollar algo tan valioso como su imaginación y su sensualidad en su vida afectiva.

Rafael Cortez le agrega otro factor desencadenante: la ansiedad relacionada con el sexo. “Cuando la pareja reconoce que padece el DSI ello genera un gran impacto que les impide a veces hallar la solución, porque sus horas se pierden en miedos irracionales, estados depresivos y baja autoestima”.

Los problemas de pareja los pueden ocasionar también luchas por el poder, desengaños o discusiones que erosionan la relación y el deseo. Frente a la erosión paulatina hay otros desencadenantes puntuales como traumas sexuales, embarazos no deseados, episodios de abuso o violación.

Imaginación y atrevimiento a hacer cosas inesperadas es la receta que Cortez prescribe a las parejas que, como Pablo y Vanessa, acuden desesperados porque extraviaron la ruta del placer. “Eso o jugar a que nada ha pasado, como suelen hacer ciertos matrimonios, hasta que un día estallan en crisis”, explica el especialista quien, en situaciones como estas, le gusta repetir una frase de un personaje de una película de Woddy Allen: “La inactividad sexual es peligrosa, produce cuernos”.