• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Los buenos orgasmos empiezan en la mesa

La ingesta frecuente de pescado, aceite de oliva y chocolate parece ser la clave para la felicidad sexual, asegura la inventora de la dieta del orgasmo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sábado en la noche. Casa despejada. Los hijos adolescentes se fueron de rumba con los amigos. Para Víctor y Ángela es noche de sexo. Él, con 55 años de edad, pide ayuda a la infalible pastillita azul, mientras Ángela le aguarda impaciente en la cama. ¿Su secreto? Ella pasó la semana a merced de la ingesta de sardinas y ostras, aceite de pescado en cápsulas y una taza de chocolate negro. Después nos cuentan cómo les fue.

De acuerdo con Marrena Lindberg, inventora de la denominada “dieta del orgasmo”, no deberían fallar porque el secreto de un encuentro sexual con mayor sensibilidad, más apetito sexual y mejores orgasmos está asegurado en las mujeres que incorporan a la mesa alimentos que respeten la proporción 30% de proteínas, 30% de grasas y 40% de hidratos de carbono.

En este punto, conviene advertir que Lindberg no es psicóloga, médica ni sexóloga. Su iniciativa al escribir La mujer multiorgásmica obedeció a su experiencia personal, cuando sintió que el deseo sexual se le escapaba. Hasta que descubrió que la incorporación de algunos alimentos en la dieta le ayudaron a aumentar la libido y les sirvieron de afrodisíacos. El libro es un éxito y ahora cuentan las lectoras que les ha ido muy bien con la aplicación de esas recetas ardientes.  “Con la dieta (…) mis orgasmos son más intensos y el período entre un orgasmo y el siguiente es más breve”, afirma, desde las páginas del libro, una de sus seguidoras. Y hay más testimonios: “Después de seguir la dieta orgásmica durante algún tiempo, empecé a recuperar la sensibilidad en el clítoris, pero lo más alucinante fue que empecé a tener orgasmos vaginales del punto G, tanto con eyaculación como espontáneos”, dice otra fanática del régimen.

Todo es según el color. Alimentos cuyos nutrientes poseen cualidades vasodilatadoras o estén relacionadas con procesos de tipo hormonal pueden ayudar a propiciar la excitación sexual, explica Alex Vidal, nutricionista de Alimenta't, Institut d'Educación Nutricional, en Barcelona, España. Para el especialista, algunos productos, como las ostras, mariscos, chocolate, frutos secos,  carnes magras y lácteos y sus derivados podrían formar parte del grupo de alimentos  considerados afrodisíacos.

No obstante, Vidal previene contra el viejo mito y señala que un alimento que no tenga tales características puede también resultar afrodisíaco, dependiendo de la situación en la que se consuma. Un ejemplo claro, según el experto, es el de las fresas. Aunque tradicionalmente se ha considerado que esta fruta contribuye a aumentar la libido, ninguno de sus nutrientes participa en procesos relacionados con esa actividad, pero eso no quiere decir que no pueda ser afrodisíaca. “No es lo mismo comer fresas como postre en el menú diario que tomas en un día laboral que elegir fresas para compartir un instante íntimo con tu pareja”, explica. Es decir, el componente psicológico y "de situación" tiene mucho que ver en la consideración afrodisíaca del alimento.

De igual opinión es Marrena Lindberg, quien, de paso, aconseja prescindir de la cafeína y estimulantes en fármacos porque, explica en su libro, aumentan el nivel de serotonina y eso hace que se desequilibre la relación con la dopamina, una sustancia que, asegura, resulta imprescindible para alcanzar el placer. Lindberg se atreve a citar otros alimentos que no favorecen el deseo sexual: las pastas, la soja, los arroces y las grasas trans.

RECETA PARA EL PLACER

·Pescados, carnes y huevos ayudan a elevar los niveles de testosterona.

·Aceite de oliva.

·Grasas saturadas provenientes de carnes y productos lácteos elevan el nivel total de testosterona en nuestro cuerpo.

·Chocolate negro sube los niveles de dopamina haciendo sentir a la mujer más dispuestas para el sexo.

·Aceite de pescado, que según la autora es la verdadera clave de esa dieta, pues ayuda a aumentar el nivel de libido. Se vende en cápsulas, pero antes de adquirirlo es recomendable consultar a un especialista.