• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cómo afecta la crisis la vida sexual de una pareja venezolana

Los especialistas coincidieron en que implementar el acercamiento entre sí sin necesidad de coito, caricias, masajes, besos y abrazos, puede incentivar el estímulo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crisis en el país ha llegado a tal punto que la vida sexual de las parejas se está viendo afectada.

El sexólogo Ender Boscan Salas explicó que cuando hay situaciones de crisis las personas dejan el sexo en un segundo o tercer plano, debido a que están más pendientes de los diferentes problemas económicos y sociales.

Por tanto, el sexo, que generalmente cuando se efectúa hace que funcionen adecuadamente los componentes anímicos, emocionales e inclusive orgánicos de una persona, va disminuyendo por la carga de estrés causando que ascienda el deseo sexual. Esta situación puede, según el sexólogo, alterar el proceso de erección  y la obtención de orgasmos.

“No es que haya un problema de deseo sexual, sino que la situación de conflicto hace que la ansiedad aumente y eso genera que el sexo no esté presente. Esto repercute en la relación de pareja debido a que no son cordiales entre sí, se encuentran a la defensiva y por supuesto influirá en la relación de pareja”, añadió el sexólogo.

Sistema psicosomático

La sexóloga y psicóloga Tibisay Olivero indicó que las disfunciones sexuales, que tienen mucho que ver con la crisis que se está viviendo, representaban un 30% de las consultas hace dos años, pero que actualmente se han incrementado en un 60 y 70%.

“Cualquier tipo de crisis que le llegue a una persona y le cambie su cotidianidad, su continuidad, de alguna manera lo paraliza y al paralizarlo lo afecta psicosomáticamente en cualquier tipo de respuesta emocional que la persona pueda tener. En el caso de la sexualidad, todos sabemos que además de ser una respuesta emocional es una respuesta fisiológica donde una cosa puede afectar a la otra”, detalló Tibisay Olivero.

En consulta, la doctora especificó que, en la mayoría de los casos, tanto los psicólogos como los sexólogos intentan que las personas empiecen a percibir la realidad generándose acciones y actividades que puedan influir en su bienestar, que la persona aprenda a vivir con esa realidad de forma sana.

Recomendaciones

Desde el punto de vista de la psicología, Olivero le indica a sus pacientes que hagan actividades de ocio que los desconecten de los problemas, realizar actividades familiares, hacer gimnasia mental, que implica pensamientos positivos, hacer ejercicio, yoga, reunirse con personas positivas que no hablen de la situación y disminuir el uso de las redes sociales y del televisor para ver informaciones.

“Lamentablemente las noticias están influyendo en la vida sexual de las parejas y todos sabemos que el estrés es una limitación emocional que inclusive a nivel orgánico puede perturbar y si eso es así, es imposible que la persona pueda desarrollar un encuentro sexual saludable o satisfactorio”, sostuvo.

El sexólogo Ender Boscan aseguró que las personas deben tratar de ubicarse de nuevo, tratar de manejar la situación recurriendo a lo que los especialistas llaman  “la mente fría” o la imaginación para mantener y producir estímulos del deseo sexual y conservar la “llama” viva, buscando también el manejo de la ansiedad.

“La persona debe buscar la manera de controlar el nivel de ansiedad con distintas técnicas de relajación muscular o manejo del ejercicio físico. Es importante hacer un ejercicio físico donde se active toda la parte cardiovascular y muscular por lo menos unos 40  minutos diarios o 3 veces semanal, eso va a permitir que por lo menos los niveles de ansiedad bajen y esto permita que la función sexual este funcionando de mejor forma”, reveló.

“La idea es mantener el sexo en el tapete porque si voy a estar pendiente de que debo pagar el alquiler y la comida no llevaré una vida sexual sana y activa”, agregó.

Recomendó fantasear con su pareja, hacer juegos eróticos, sin necesidad de un coito o actividad sexual como tal.

Los especialistas coincidieron en que implementar caricias, masajes, el abrazo y el acercamiento puede incentivar el estímulo.

“Que se introduzca el manejo fantasioso al estar produciendo esa estimulación y que las personas estén concentradas en eso para disfrutar y percibir esas sensaciones”, aseveró el sexólogo.