• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

El zika alarma a las embarazadas

A través de las ecografías de rutina los médicos pueden observar si hay algún problema con el desarrollo del embrión o el feto |Foto: Archivo

A través de las ecografías de rutina los médicos pueden observar si hay algún problema con el desarrollo del embrión o el feto |Foto: Archivo

El virus puede causarle al feto malformaciones congénitas, trastornos visuales, microcefalia o anencefalia. A pesar de que en Venezuela no hay cifras oficiales de la cantidad de personas que padecen el virus, el ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, aseguró que en 9 estados hay casos confirmados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El virus zika, que desde el mes de noviembre se ha expandido rápidamente, ha generado una preocupación internacional debido a que está siendo asociado a una causa de malformaciones congénitas y microcefalia en los fetos y los bebés.

En Brasil, las autoridades sospechan que a causa del zika casi 4.000 bebés han nacido con microcefalia, sobre todo en embarazadas que han padecido la enfermedad durante el primer trimestre de gestación. Esta alerta la adoptaron las autoridades colombianas, Jamaica y El Salvador, donde han recomendado a las mujeres que eviten quedar embarazadas actualmente, tras las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de extremar la prevención ante el incremento de anomalías congénitas en áreas donde circula el virus.

En Venezuela no se tiene información oficial sobre las estadísticas de la población general ni de las embarazadas que padecen zika, sin embargo, el ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, aseguró que en los estados Bolívar, Anzoátegui, Yaracuy, Carabobo, Aragua, Miranda, Distrito Capital, Nueva Esparta y Sucre hay casos confirmados.

“Estamos en el desarrollo de ascenso de una epidemia que no ha sido reconocida por el gobierno”, expresó.

El experto informó que las mujeres que presentan el virus, principalmente en el primer trimestre de gestación, pueden procrear niños con defectos congénitos, especialmente en el sistema nervioso central.

“Esto es un reto extraordinario para un sistema de salud como el nuestro que está tan debilitado”, afirmó Oletta, quien instó a que haya conversaciones entre especialistas del área de cuidados neonatales, prenatales, obstetras y ginecólogos, para así trabajar en un proyecto de orientación y normas en conjunto con el Ministerio para la Salud.

El problema fundamental es el enlace del virus con la microcefalia, que es una anomalía congénita del desarrollo del cráneo de los niños. Los niños que nacen con esa condición desarrollan cráneos más pequeños y esto compromete el desarrollo del sistema nervioso central del cerebro.

Además, Oletta explicó que la enfermedad también puede generar que los niños nazcan con defectos visuales o anencefalia, que es la ausencia de cerebro, por lo que en muchos casos no llegan al nacimiento o hay muerte fetal y aborto.

Virus silencioso

Hay muchas madres que no saben que han sido expuestas al virus porque no presentan síntomas, no desarrollan la enfermedad clínicamente evidente, debido a que el zika puede ser asintomático.

“No hay una forma de saber con certeza si una mujer embarazada tiene o no zika porque 6 de cada 10 mujeres no presentan síntomas”, alertó Oletta.

Sin embargo, afirmó que en las ecografías de rutina los médicos pueden observar si hay algún problema con el desarrollo del embrión o el feto.

Sobre el periodo de riesgo, dijo que el virus pasa de la madre a la placenta y de la placenta al feto, principalmente cuando la madre está en el primer trimestre de embarazo. En el segundo trimestre presentan un porcentaje de riesgo menor a que los niños desarrollen malformaciones.

En alerta

A pesar de que en Venezuela no se ha reportado ningún caso de microcefalia o malformación congénita proveniente del zika, la infectóloga Ana Carvajal, del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes), considera importante tomar previsiones. Recomienda que el gobierno establezca un sistema de vigilancia para detectar el posible incremento de niños con microcefalia, malformaciones congénitas y los abortos que estarían siendo vinculados con el zika.

Hasta ahora se ha confirmado la presencia del virus en Brasil, Barbados, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, San Martin, Surinam Venezuela y EE UU, que hace poco registró los primeros casos.

Prevención

Como parte de las recomendaciones, Julio Castro, infectólogo del Instituto de Medicina en la UCV, advirtió que las gestantes deben usar mosquiteros prácticamente las 24 horas del día si hay casos de zika a su alrededor. En caso de que la embarazada ya esté presentando síntomas, debe tener un control obstétrico mucho más rigoroso que un embarazo normal, que implicaría la realización de ecografías más frecuentemente que una mujer con un embarazo normal para detectar si el feto desarrolla anomalías.