• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Venezuela registra 570 casos de tuberculosis durante 2013

Mujer joven con tos/Internet

Mujer joven con tos/Internet

En asuetos, cuando mucha gente viaja y permanece junta en un mismo lugar, es importante tomar medidas simples para evitar el contagio de enfermedades de este tipo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tuberculosis es una de las enfermedades infecciosas más peligrosas en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) representa la segunda causa de mortalidad generada por un agente infeccioso (en primer lugar se ubica el Sida). Afecta principalmente los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La máxima autoridad sanitaria mundial asegura que en 2011, casi millón y medio de personas murieron  por este mal en todo el planeta y se calcula que más del 95% de las muertes por tuberculosis ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos, lo que hace más vulnerable a nuestra región.

 

Venezuela, desde el año 2004 está clasificada en el grupo de países de  América con mediana carga de tuberculosis. Según el Boletín Epidemiológico del Ministerio del Poder Popular para la Salud el número de nuevos casos en 2012 fue de 3449 y en lo que va de 2013 se han registrado 570, 5,31% menos en comparación con en el mismo periodo del año anterior.

 Cada 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis, dado que fue ese día en 1882 cuando el Dr. Roberto Koch presentó el descubrimiento de la bacteria Mycobacterium, causante de la enfermedad. Los infectados con el bacilo tuberculoso tienen un riesgo de 10% de enfermar. Sin embargo, esta probabilidad aumenta en personas con un sistema inmunológico comprometido, como ocurre en casos de infección por VIH, desnutrición, diabetes o los fumadores.

 La tuberculosis afecta principalmente a los adultos jóvenes pero todos los grupos de edad presentan riesgo. El consumo de tabaco aumenta mucho la posibilidad de enfermarse. De hecho, se calcula que 20% de los casos de tuberculosis son atribuibles al hábito de fumar, según la OMS. Una razón más para que todas las personas que fuman destierren de sus vidas este mal hábito.

 Los síntomas comunes son tos (a veces con sangre), dolores torácicos, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudores nocturnos. Es contagiosa, se transmite de persona a persona a través del aire, cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe.

 Por esta razón, durante el asueto de esta Semana Santa, cuando mucha gente viaja y permanece junta en un mismo lugar, es importante tomar algunas medidas simples, como por ejemplo: lavarse las manos siempre después de toser, utilizar geles antibacteriales constantemente, ventilar adecuadamente el sitio de permanencia y mantener muy limpia las áreas de estadía. También es imprescindible identificar a los ya enfermos, quienes deben: protegerse siempre que tosan con pañuelos desechables (para evitar el efecto aerosol), utilizar mascarilla en zonas comunes y emplear un juego de cubiertos y platos solo para ellos. Además, por supuesto, de cumplir rigurosamente su tratamiento supervisado por personal de la salud.