• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Vacunas con perspectivas de éxito

Vacuna / EFE

Vacuna / EFE

La página web de la Iniciativa Path para la Vacuna contra la Malaria indica que una de las dificultades es que la enfermedad se puede esconder en células que no son detectadas por los anticuerpos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las vacunas son un arma poderosa para la salud pública: contribuyen al control de enfermedades y permiten reducir los costos y dificultades asociados a la cura. En la actualidad ­cuando existen altas incidencias de dengue, VIH y malaria, por mencionar sólo algunas afecciones­, hay investigadores que trabajan para responder a esas necesidades de inmunización.

Una de las vacunas que está más avanzada es la del dengue. Renato del Ávila Kfouri, presidente de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones, dijo que las investigaciones de ese producto están en la fase tres.

Eso quiere decir ­de acuerdo con explicaciones de Alexander Roberto Precioso, director de Ensayos Clínicos y Farmacovigilancia del Instituto Butantan, de Brasil­ que el estudio está en sus etapas finales pues se ha probado en miles de personas.

"El impacto podría ser enorme pues en el mundo se presentan 50 millones de casos anuales de dengue. De ese total, 500.000 son hemorrágicos", apuntó Kfouri en una sesión informativa sobre vacunas, organizada por la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones, el laboratorio Sabin y la Facultad de Ciencias Médicas de Santa Casa, en Sao Paulo, Brasil.

En Venezuela se han registrado este año 1.325 casos de dengue severo, de acuerdo con estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud, actualizadas al 25 de octubre.

Kfouri destacó que hay varios laboratorios que trabajan en la producción de la inmunización. Uno de ellos es Sanofi Pasteur, que publicó sus estudios más recientes en septiembre. Los investigadores probaron la vacuna ­fabricada para los 4 tipos de dengue­ en 4.002 niños de Tailandia. Se demostró una eficacia de 90% para el serotipo 4 de la enfermedad, de 81,9% para el serotipo 3 y de 61,2% para el 1.

Para el serotipo 2 ese producto no fue efectivo, señala un comunicado del laboratorio.

Aún deben realizarse investigaciones más amplias; sin embargo, hay esperanzas de que la vacuna se produzca a corto plazo. Carla Domingues, coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de Brasil, dijo que entre 2015 y 2017 se incluirá el biológico en el programa de ese país.

Contra el VIH. Kfouri informó que las investigaciones para la vacuna contra el virus de inmunodeficiencia humana, que causa el sida, están en la fase 2. Eso quiere decir que se evalúa su eficacia en grupos no mayores de 300 personas y aún se comprueba su seguridad.

"El virus del sida es muy cambiante y eso es algo que debe considerar la vacuna para que sea eficaz y efectiva. Esa es la mayor dificultad", dijo Kfouri.

Agregó que alrededor 33 millones de personas son portadores del virus en el mundo.

La página web de Onusida señala que en 2011 hubo 1,7 millones de muertes relacionadas con esa enfermedad.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos indica que una de las principales dificultades en el desarrollo de esa vacuna es que no hay claridad sobre el tipo de respuesta inmune que se necesita para atacar el virus.

En 2009 se hizo un estudio en Tailandia con más de 16.000 personas, que demostró la efectividad del producto en 31%; no obstante, no tuvo efecto en la reducción del virus en la sangre de los que se infectaron durante la investigación.

Controlar la malaria. En 2009, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, se reportaron 564.451 casos de malaria, enfermedad originada por varios tipos del parásito plasmodium, que se transmite por la picadura del mosquito. Produce fiebre, vómitos, dolor de cabeza y, en casos más severos, problemas renales e incluso la muerte.

Kfouri subrayó que esa es una necesidad que debe ser atendida. Agregó que es muy complicado elaborar una vacuna pues las estructuras del microorganismo son muy complejas. En la actualidad, las investigaciones se encuentran entre las fases 1 y 2, por lo que aún no es posible ofrecer conclusiones con significación estadística.

La página web de la Iniciativa Path para la Vacuna contra la Malaria indica que una de las dificultades es que la enfermedad se puede esconder en células que no son detectadas por los anticuerpos. Esa organización apoya la evaluación de tecnologías para que se elaboren biológicos contra los tipos más comunes de paludismo, el Plasmodium vivax y el falciparum.