• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Usar Internet para auto-diagnosticarse genera confusión y conclusiones erróneas

El robo de identidad en Internet puede llegar hasta extremos que podrían chocar con nuestras finanzas o nuestro récord criminal

Los expertos probaron esta teoría a través de varios experimentos con cientos de estudiantes universitarios

Navegar por Internet para hacer un auto-diagnóstico es una mala idea ya que hace que las personas crean que padecen afecciones que no tienen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Navegar por Internet para hacer un auto-diagnóstico es una mala idea ya que hace que las personas crean que sufren enfermedades que no tienen.

Una investigación realizada por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong encontró que esto se debe a que los usuarios de Internet se enfocan en los síntomas y no tienen en cuenta su riesgo de sufrir una determinada patología.

Dengfeng Yan y Jaideep Sengupta, especialistas en ciencias sociales a cargo del estudio, recomiendan que las personas vayan directamente a los médicos. Si asumen que tienen una enfermedad es probable que consuman fármacos que no se corresponden con lo que tienen.

Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Journal of Consumer Research.

Enfermedades imaginarias
En su investigación los expertos tuvieron en cuenta dos datos que siempre se consideran a la hora de hacer un diagnóstico: los síntomas y la frecuencia de una determinada patología en la sociedad. Yan y Sengupta tenían la hipótesis de que si una persona está cercana psicológicamente a quien está enfermo, entonces presta atención a los síntomas. Si, por el contrario, se siente lejana al paciente entonces presta más atención a la incidencia de la patología.

Los expertos probaron esta teoría a través de varios experimentos con cientos de estudiantes universitarios, explorando distintas patologías que iban desde una simple gripe al cáncer de mama. Los participantes recibieron, en distintas ocasiones, la información de los síntomas o de la incidencia de una enfermedad para evaluar usando Internet si alguna de estas enfermedades estaba presente. En algunos casos los expertos les pidieron que imaginaran que ellos tenían los síntomas y en otros que un extraño los sufría.

Yan y Sengupta encontraron que la cercanía psicológica realmente afecta el análisis, ya que al analizarse a sí mismos los voluntarios se enfocaron en los síntomas y tendieron a diagnosticarse con patologías que no existían. Al evaluar a un extraño, tuvieron en cuenta la incidencia de la enfermedad y por lo tanto no imaginaron tan fácilmente que sufrían de una determinada enfermedad.

Yan afirma que "en el mundo interconectado de hoy, el auto-diagnóstico por Internet es muy común. Esto hace que las personas sobreestimen las posibilidades de sufrir patologías graves".