• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

La UE endurece los controles de precursores de drogas

Incautación de varios kilos de cocaína | Eduardo Mayorca / EFE

Los comisarios europeos de Fiscalidad, Aduanas y Lucha contra el Fraude y Auditoría, y de Industria y Emprendimiento, han propuesto dos iniciativas para intentar cerrar lagunas en la legislación existente sobre precursores que podrían ser aprovechadas por fabricantes de drogas ilegales

La Comisión Europea ha propuesto hoy controles más fuertes en el mercado interior y en las fronteras de la UE de precursores químicos empleados en la producción de drogas como la heroína y metanfetamina, informó el Ejecutivo comunitario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los precursores son productos químicos legales que se encuentran en una amplia gama de productos como fármacos, perfumes y plásticos pero que también pueden ser utilizados ilegalmente para fabricar narcóticos, recuerda la Comisión Europea.

Los comisarios europeos de Fiscalidad, Aduanas y Lucha contra el Fraude y Auditoría, y de Industria y Emprendimiento, Algirdas Semeta y Antonio Tajani, respectivamente, han propuesto dos iniciativas para intentar cerrar lagunas en la legislación existente sobre precursores que podrían ser aprovechadas por fabricantes de drogas ilegales.

En concreto, estas dos propuestas refuerzan los controles de productos químicos en el mercado interior y en las fronteras de la UE con la ayuda de las oficinas de aduanas. La Comisión Europea espera que las nuevas normas contribuyan a la prevención en una fase temprana de la producción ilícita de drogas, un pilar importante en la lucha antidroga de la UE.

"Asegurar el comercio legítimo en el mercado de la UE para el principal precursor de la heroína, al garantizar y ampliar el registro de negocios que lo utilizan, permitirá a las empresas seguir cooperando activamente en la lucha mundial contra el desvío de precursores de drogas y la lucha contra la producción de drogas ilícitas", afirmó Tajani en un comunicado.

"La aduana tiene la doble responsabilidad de mantener nuestra sociedad segura y facilitar el comercio de negocios legítimos. Controlar los precursores de drogas es un buen ejemplo de cómo se aplica este principio", señaló por su parte Semeta. "Por un lado, el comercio de los negocios legítimos que utilizan estos productos químicos no debe ser obstaculizado, pero por otro lado hay que hacer todo lo posible para frustrar los esfuerzos de productores de drogas ilegales", agregó.

La primera propuesta refuerza los controles aduaneros de dos precursores de drogas, la efedrina y pseudoefedrina, que se utilizan en fármacos contra la gripe y alergias pero que también son empleados ilegalmente para producir metanfetaminas (también conocidas como meth, crack, speed o hielo). La efedrina y la pseudoefedrina son controladas tanto en la UE como a nivel internacional, pero el comercio de los medicamentos que las contienen, no.

Los traficantes de drogas aprovechan por tanto a menudo los medicamentos legales como una fuente fácil para obtener precursores para metanfetaminas, explica la Comisión Europea. Para cerrar esta laguna legal, el Ejecutivo comunitario propone que las autoridades aduaneras puedan incautarse de envíos de medicamentos que contengan efedrina o pseudoefedrina cuando exista una sospecha razonable de que están destinados para fines ilegales.

La segunda propuesta endurece las normas para compañías de la UE que utilizan anhídrido acético, que también sirve para la fabricación de heroína. En la actualidad las empresas comunitarias que producen o comercializan anhídrido acético deben registrarse ante las autoridades nacionales para garantizar que esta sustancia permanezca en manos de compañías legítimas y no en las de narcotraficantes.

Los empresas usuarias finales que utilizan anhídrido acético en sus procesos industriales también tendrán que registrarse ante las autoridades, según la propuesta de la Comisión Europea. Por último, se pretende establecer una base de datos europea sobre precursores de drogas para garantizar una información más eficiente sobre las incautaciones y las remesas frenadas y disponer de una lista de empresas europeas autorizadas y registradas.

Las dos iniciativas tendrán que ser aprobadas por el Parlamento Europeo y los Estados miembros.