• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Sistema paralelo de salud puso en jaque la medicina tradicional

Misión Barrio Adentro / Francesca Commissari

Misión Barrio Adentro / Francesca Commissari

Los retrasos en la remodelación de hospitales, los conflictos laborales y la desinversión en programas preventivos han prevalecido en los últimos 14 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 14 años de gobierno de Hugo Chávez sirvieron para la creación de un sistema paralelo de salud que mantiene en jaque la medicina tradicional venezolana.
La desinversión y el descuido de la infraestructura de los hospitales, la apertura de centros asistenciales atendidos por especialistas cubanos y la introducción de los médicos comunitarios fueron decisiones ampliamente criticadas.
El presupuesto del Ministerio de Salud para 2013 es una muestra del desequilibrio en la inversión entre el sistema tradicional y la Misión Barrio Adentro, programa bandera del Gobierno para la atención de la salud en todos los ámbitos.
La misión recibió 5,2% de los recursos totales de todo el ministerio, equivalentes a 2,2 millardos de bolívares, mientras que los gastos en programas de salud pública tradicionales recibieron mucho menos. Entre ellos destaca la asignación de 3,30% del presupuesto para el funcionamiento de hospitales y 0,18% para equipamiento en salud. En relación con los especialistas también hay una desproporción. Hasta 2011 se formaron 22.059 médicos en universidades autónomas. El Programa Nacional de Formación admitió a 27.478 estudiantes de la especialidad.
Entre 2008 y 2012, la Federación Médica Venezolana denunció sistemáticamente la incapacidad del Ministerio de Salud para integrar a la Misión Barrio Adentro con los 14 programas del despacho de Eugenia Sader. La misma crítica la sostiene la Red de Sociedades Médicas y Científicas de Venezuela.
“El sistema de salud se ha fragmentado y segmentado aún más, su dirección y liderazgo se ha dispersado y es difusamente ejercido; muchas de las funciones sustantivas y responsabilidades se han entregado a la misión médica cubana. Se ha estimulado desde el Gobierno un sistema paralelo de salud que compite por los recursos, por el poder de decisión técnica y por el diseño y ejecución de las políticas, no cumple las normativas nacionales en el área y ha resultado costoso, asistencialista y con escasos resultados evaluables de atención primaria no auditable”, denuncia el ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, miembro de la red.

Desatención. La Red de Sociedades Médicas y Científicas critica, además, puntos fundamentales que no han recibido la atención ni el presupuesto suficiente en los últimos 14 años.
En los análisis de la situación de salud del país realizada por la asociación y por la Federación Médica Venezolana entre 2010 y 2012 coinciden en que durante el gobierno de Chávez varias enfermedades erradicadas o controladas resurgieron. En 2001 hubo el mayor número de casos de dengue que se ha registrado en Venezuela: 70.000 personas enfermaron por esa causa. 2 años después, en 2003, 15 personas murieron de fiebre amarilla, afección que no aparecía en el país desde hace más de 4 décadas. La malaria afecta actualmente a 10.831 personas.
La lista de críticas también incluye la escasa inversión y el descuido del Plan Ampliado Nacional de Inmunizaciones y de las enfermedades crónicas. Este año se empleará sólo 0,44% del presupuesto de salud en vacunación. El control de enfermedades crónicas no transmisibles recibirá 41 millones de bolívares. En general, el presupuesto del Ministerio de Salud para 2013 es el reflejo de la desinversión. Pese a la inflación y la devaluación, 8 proyectos recibieron menos dinero que en 2012 y otros 6 permanecen con el mismo presupuesto.

Salud sin ley
La Ley Orgánica de la Salud es un tema pendiente. Aunque la discusión cobró auge en 2001 en la Asamblea Nacional, el tema se abandonó.
Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, criticó la situación hace dos años durante la convención del gremio que analizó los problemas del sector. “Carecemos de una ley orgánica que garantice el ejercicio del derecho a la salud, el Gobierno no cumple con su obligación de controlar los factores determinantes de salud extra sanitarios (educación, saneamiento ambiental, vivienda, agua potable, disposición de excretas, trabajo estable y reproductivo, seguridad), a la vez que demuestra su negligencia e insensibilidad para mantener los ambientes y condiciones de trabajo de los centros asistenciales, por lo que degrada la calidad de los actos profesionales, que son realizados con la mejor buena voluntad pero sin insumos necesarios para proveer la asistencia médica”, señaló.

La cifra
4 misiones fueron lanzadas en 14 años: Barrio Adentro (en sus fases I, II, III y IV), Niño Jesús, Sonrisa y Milagro. Barrio Adentro es la más favorecida con recursos de Min Salud y de otros ministerios
2 semanas es el promedio de retraso en la publicación del Boletín Epidemiológico que da seguimiento a las enfermedades de notificación obligatoria. Desde 2010 no se difunde el Anuario de Mortalidad
579 millardos de bolívares han sido invertidos en la remodelación de 150 hospitales que comenzó en 2005. 43 de esos centros debieron entregarse en 2006. Aún las obras no han culminado
8 personas han dirigido Min Salud desde 1999: Gilberto Rodríguez Ochoa, María Lourdes Urbaneja, Francisco Armada, Erick Rodríguez, Jesús Mantilla, Luis Reyes Reyes, Carlos Rotondaro y María Eugenia Sader
14 veces falló la dotación de medicamentos del Programa VIH-sida de Min Salud en 2011

El dato
Las fallas en el sistema público de salud han sido subsanadas en parte por las clínicas privadas. Hay un incremento de entre 30% y 38% de las consultas médicas en el sector, lo que equivale a 7 veces más que las realizadas hace 14 años. Además, buena parte del sector público posee pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad para la asistencia en instituciones privadas. El pago de esos servicios asciende anualmente a  3,5 millones de dólares