• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Salud de pacientes crónicos se deteriora por la escasez de tratamientos

Foto Omar Véliz / Archivo

Foto Omar Véliz / Archivo

Faltan medicamentos, suministros y equipos para combatir el cáncer, VIH, diabetes y enfermedades renales, entre otras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 3 millones de personas, lo que representa 10% de la población del país, aproximadamente, son pacientes crónicos y están en riesgo por la falla recurrente en la distribución de medicamentos y suministros, así como por la inoperatividad de varios equipos para atender sus afecciones.

María Yánez, presidente de la Red de Sociedades Científicas y Médicas Venezolanas, indicó que el déficit que se registró durante todo 2013 deteriora la calidad de vida de los pacientes con cáncer, VIH, hemofilia, talasemia, drepanocitosis y otras coagulopatías, enfermos renales, diabéticos y cardiópatas, entre otros.

“Esta es la crisis de salud más importante que hemos tenido en el país. Todos los pacientes con enfermedades crónicas, especialmente las oncológicas, dependen del esquema de tratamiento que reciben y la falla en la entrega pone en juego sus vidas. Estamos preocupados por la respuesta que se dará en 2014”, dijo.

La especialista considera que el grupo de pacientes con mayor afectación es el oncológico. La paralización del tratamiento contribuye al avance del cáncer. Recordó que hay un déficit en la distribución de fármacos para quimioterapia y la mayoría de los equipos públicos para radioterapia están dañados. Tampoco hay material para realizar diagnósticos tempranos. Por esa razón, a mediados de enero la Red de Sociedades Científicas y Médicas Venezolanas junto a las sociedades de Oncología y Mastología solicitarán una reunión de urgencia con el ministro de Salud, Francisco Armada, con el objeto de ofrecer su apoyo para solventar la crisis.


Consecuencias. La interrupción de un tratamiento o la dilación en su dosificación atenta contra la salud de los pacientes crónicos. En el caso del VIH, el déficit de antirretrovirales y la falta de material para medir la carga viral impiden conocer el avance del virus en los infectados. Por su parte, quienes padecen enfermedades como la diabetes no pueden controlar la glucosa por falta de fármacos. Los que sufren de cardiopatías están propensos a crisis hipertensivas, anginas de pecho o infartos.

“Los diabéticos también sufren porque si no reciben la medicación, disminuye la calidad de vida. La eritropoyetina, indicada en enfermos renales, combate la anemia y su falla los lleva a complicaciones. Los pacientes tienen que tener acceso a la medicación”, subrayó Yánez.