• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Riesgos del alto consumo de sodio

Sal / AP

Sal / AP

Expertos advierten sobre el riesgo en la salud de una dieta alta en sodio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según estudios de la Asociación Cardiaca de Estados Unidos, el alto consumo de sodio en la dieta se asoció en 2010 a la muerte de 2.3 millones a nivel mundial. Estas muertes fueron ocasionadas por enfermedades cardiovasculares.

Uno de los estudios vinculó el exceso de sal con el 15% de todas las muertes en el mundo cada año. Otro, reveló que el 75% de los alimentos enlatados y snacks para los niños pequeños contiene altos niveles de sodio.

Alarma a nivel global

Para descifrar los efectos en la salud del alto consumo de sodio, unos 488 científicos (de 303 instituciones y 50 países) analizaron 247 encuestas hechas a adultos de distintas regiones del planeta entre 1990 y 2010.

La investigación estudió el riesgo de enfermedad cardiovascular en personas que consumían mucha sal comparándolos con los riesgos de personas que ingerían menos de 1,000 miligramos de sodio por día.

De acuerdo a este estudio, entre los 30 países más grandes del mundo, los tres con las tasas más altas de muertes por enfermedades cardiovasculares fueron: Ucrania, con 2,109 por cada millón de adultos; Rusia con 1,803 y Egipto con 836. Estados Unidos tiene el puesto 19 con 429 muertes. Los tres países con las tasas más bajas de muertes fueron Qatar, con 73 por millón de adultos; Kenia con 78 y los Emiratos Árabes unidos con 134.

Sodio y los niños

Un segundo estudio presentado a las Sesiones Científicas de la Asociación Cardiaca de EE UU, advirtió sobre el peligro del alto nivel de sal en alimentos enlatados y snacks para los niños.

En el estudio se definió un producto con alto contenido de sodio si tenía más de 210 miligramos por porción. En algunos casos las comidas para infantes mostraron contenidos de sodio de hasta 630 miligramos por porción lo que está 40 veces por encima del límite diario de 1,500 miligramos recomendado por la Asociación Cardiaca de EE UU.