• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Reposo cognitivo después de trauma craneal acelera recuperación

La recuperación después de un traumatismo craneoencefálico depende de muchos factores / Internet

La recuperación después de un traumatismo craneoencefálico depende de muchos factores / Internet

Un equipo del Centro Micheli para la Prevención de las Lesiones Deportivas estudió a 335 niños y adolescentes con esta lesión. Se recuperaron más rápido quienes hacían menos actividades mentales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mayor parte de las autoridades de salud de Estados Unidos recomiendan realizar reposo mental después de un traumatismo de cráneo, pero sin evidencia que lo respalde. Pero ahora, un nuevo estudio aporta la primera prueba de la utilidad del "descanso cognitivo".

La falta de consenso sobre la efectividad del reposo mental "generó controversia", dijo el doctor William P. Meehan III, director del Centro Micheli para la Prevención de las Lesiones Deportivas, Waltham, Massachusetts. Con su equipo, Meehan estudió a 335 niños y jóvenes atendidos en una clínica especializada en los traumatismosdeportivos dentro de las tres semanas posteriores a la lesión entre el 2009 y el 2011.

La mayoría de los pacientes habían sufrido el traumatismo de cráneo mientras jugaban hockey sobre hielo, fútbol, básquet o fútbol americano. Los autores indagaron en cada consulta sobre los síntomas y la frecuencia con la que leían, hacían los deberes escolares o utilizaban videojuegos.

Los pacientes con una actividad cognitiva mínima no leían ni hacían la tarea escolar; pasaban menos de 20 minutos diarios en Internet o con los videojuegos. Podían mirar TV o películas, o escuchar música.

Aquellos con una actividad cognitiva moderada o significativa leían y hacían los deberes escolares, pero menos que lo habitual. El resto no tenía limitaciones cognitivas desde la última consulta.

La recuperación total demoró, en promedio, 43 días. Los pacientes con traumatismos leves tendieron a recuperarse rápidamente. Lo mismo ocurrió con los que habían realizado menos actividades mentales durante la recuperación, según publica el equipo en Pediatrics.

"Los síntomas se prolongaron significativamente sólo en aquellos con los niveles más altos de actividad cognitiva durante la recuperación", dijo Meehan. Lo mismo sucedió en los pacientes que más limitaron su actividad mental.

"Esto sugiere que mientras la demanda cognitiva intensa sería negativa para la recuperación, un bajo nivel de exigencia mental no la prolongaría significativamente", agregó.

Estos resultados podrían influir en cómo y cuándo los pacientes podrían volver a la escuela, según opinó la doctora Amy K. Wagner, especialista en lesiones cerebrales de University of Pittsburgh, Pensilvania, y que no participó del estudio.

"La población, incluidos aquellos que atienden a los pacientes con traumatismos de cráneo, tiende a 'subestimar' el estrés que el esfuerzo cognitivo le impone al cerebro lesionado", sostuvo.

Wagner señaló que los autores no mencionaron si los pacientes consultaron a un especialista en lesiones por síntomas persistentes ni evaluaron su rendimiento escolar.

En general, explicó Meehan, los médicos recomiendan entre tres y cinco días de reposo mental total después de untraumatismo de cráneo, con un regreso gradual a las actividades normales.