• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Ministerio para la Salud vigilará el uso de biopolímeros

Sirve para mucho más que las arrugas |Foto: El Nuevo Día| Puerto Rico

El ministerio para la salud registra a 9.000 personas afectadas con biopolímeros en la actualidad |Foto: El Nuevo Día| Puerto Rico

En esta primera fase serán formados los sanitaristas de Caracas, Vargas y Miranda, seguidamente los de las demás entidades del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Trabajadores del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria de los estados Vargas, Miranda y Distrito Capital reforzarán las labores de inspección de centros estéticos para evitar la aplicación de biopolímeros, sustancia de silicone líquida utilizada para relleno y aumento de diversas partes del cuerpo, que ha sido prohibida en Venezuela tres detectarse que es causa de infecciones,que si no se tratan a tiempo pueden causar la muerte.

En la actualidad, el ministerio para la Salud registra a 9.000 personas afectadas con biopolímeros, por lo que relanzó su programa de vigilancia con un taller de formación dirigido a trabajadores sanitarios, quienes recibieron los instrumentos para llevar a cabo las inspecciones.

En la primera fase serán formados los especialistas de Caracas, Vargas y Miranda y después los del resto del país.

Astrid de la Rosa, especialista del ministerio encargada de atender casos de personas afectadas por los biopolímeros, señaló que el objetivo del taller es "puntualizar como va a funcionar el proceso de denuncias, cómo se va a manejar el sistema electrónico de denuncia, para canalizarlas y delegar a cada estado funciones precisas y puedan asumir cada caso o remitan hasta el nivel central".

El 25 de junio, el ministerio para la Salud y diversas asociaciones médicas del país instalaron la primera mesa técnica de trabajo para elaborar un protocolo venezolano de tratamiento a seguir para pacientes portadores de biopolímeros.

El presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, Ramón Zapata, subrayó que los biopolímeros son sustancias ilegales que, de inyectarse en el cuerpo, pueden producir la muerte. El deceso ocurre cuando la silicone líquida entra a los vasos sanguíneos, se desplaza hacia los pulmones, ocasionando embolia pulmonar. No obstante, mencionó que en los casos que no llevan a la muerte, las consecuencias de este compuesto en el organismo pueden permanecer para toda la vida.