• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Portugal combate el dengue en el archipiélago de Madeira

Mosquito del dengue / Reuters

Mosquito del dengue / Reuters

El Gobierno portugués aseguró hoy que las autoridades combaten de "forma ejemplar" el dengue, que ya afecta a cerca de un millar de personas en el archipiélago de Madeira, aunque reconoció que su erradicación completa será "muy difícil"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En declaraciones a los periodistas, el secretario de Estado adjunto del ministro de Salud, Fernando Leal da Costa, reconoció que la dificultad deriva en que el mosquito Aedes aegypti que transmite el mal encontró "un hábitat" en las islas de Madeira, situadas en el océano Atlántico, a unos 860 kilómetros al sur de Lisboa.

Desde que se registraron los primeros casos el pasado 3 de octubre, las autoridades portuguesas han notificado ya cerca de un millar de infecciones, aunque, de momento, no se ha informado de muertes por esta enfermedad.

"Estamos convencidos de que vamos a pasar a tener, probablemente en los próximos años, progresivamente una actividad cada vez más residual de dengue y de reproducción del mosquito 'Aedes aegypti'", manifestó Leal da Costa desde Madeira. Las autoridades sanitarias han emitido notas informativas a los ciudadanos con consejos para evitar la enfermedad, entre ellos los de llevar ropa que cubra los brazos y piernas y utilizar repelente de insectos.

Asimismo, han extremado las medidas para que no se extienda, como la desinfección de los aviones que vuelan al archipiélago. El dengue, una enfermedad viral aguda que se caracteriza por una manifestación de fiebre súbita y que puede derivar en la muerte en los casos más graves, se transmite por el mosquito "Aedes aegypti", que se cría en agua estancada.

Geográficamente tiene incidencia en áreas tropicales y subtropicales. Madeira, un conocido destino turístico internacional cuna del futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo, tiene en torno a 260.000 habitantes y está frente a las costas de Marruecos.

Las islas viven fundamentalmente del turismo, la agricultura y los servicios financieros debido a su condición de "territorio de baja fiscalidad".