• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Pacientes con cáncer de mama metastásico desarrollan resistencia endocrina

El organismo puede rechazar la terapia hormonal |Foto: Archivo

El organismo puede rechazar la terapia hormonal |Foto: Archivo

La fortaleza que generan estos pacientes ante la terapia puede surgir como consecuencia de cambios dentro del tumor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el diagnóstico del cáncer de mama existen diversas clasificaciones según las características que desarrolle el tumor. Uno de estos tipos, se denomina receptor hormonal positivo, en el cual las células cancerosas contienen receptores de estrógeno o de progesterona. Suelen representar los casos más comunes en mujeres después de la menopausia, y representan entre 60 y 75% de los tumores mamarios invasivos que ocasionan metástasis.

De acuerdo con la oncóloga argentina, Valeria Cáceres, la terapia hormonal constituye el enfoque principal del tratamiento del cáncer de mama avanzado con receptor estrogénico positivo (RE+). Sin embargo, no todas las pacientes presentan respuesta al tratamiento de primera línea, hecho que constituiría una resistencia primaria a dicho esquema. En otros casos ocurre tras una respuesta inicial, formando una resistencia adquirida.

Dicho rechazo se genera por mecanismos complejos en la célula tumoral, que hace que la enfermedad deje de responder a la terapia hormonal. Esto es debido a múltiples mecanismos que incluyen: alteraciones en los niveles de estrógenos intratumorales, cambios en la respuesta inmunitaria o endocrina del huésped y trastornos en los procesos farmacocinéticos o farmacodinámicos de los antiestrógenos.

“Todas las pacientes con cáncer de mama avanzado que reciben terapia endocrina, en algún momento de la enfermedad presentarán resistencia hormonal como producto de las alteraciones en las vías de señalización intracelular. Esto complica el cuadro clínico de la paciente, ya que dejan de ser hormonosensibles, es decir, el tratamiento deja de tener efecto”, detalló la especialista en cáncer de mama.

Frenar el avance

Cáceres señaló que la terapia farmacológica en pacientes con cáncer de mama receptor de estrógeno positivo, tiene como meta revertir la resistencia hormonal y aumentar en forma importante el tiempo de vida del paciente libre de progresión. Para ello, el tratamiento de primera línea son los inhibidores de la enzima aromatasa (mTOR), que convierte a las hormonas andrógenas en pequeñas concentraciones de estrógeno en el cuerpo.

Entre los fármacos disponibles se encuentra el everolimus: un inhibidor de mTOR (una de las señales activadas y ligadas a la resistencia hormonal), que interviene en los procesos de crecimiento y proliferación celular. “Esta droga ha demostrado en múltiples estudios clínicos su efectividad en revertir la resistencia al tratamiento hormonal en mujeres posmenopáusicas”, destacó la doctora Valeria.

Adicionalmente, la oncóloga instó a las mujeres posmenopáusicas que reciban tratamiento por cáncer de mama avanzado con receptores de hormonas positivos, a que consideren junto con su médico de confianza diversas opciones de tratamiento, en especial si el cáncer ha dejado de responder a las terapias tradicionales.


Información: Nota de Prensa