• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Pacientes con enfermedades de la sangre peregrinan para tratarse

Los pacientes de la sala de transfusiones del banco de bangre comparten un área sin aire acondicionado | Foto: Francesca Commissari

Los pacientes de la sala de transfusiones del banco de bangre comparten un área sin aire acondicionado | Foto: Francesca Commissari

Hace 22 días se dañó la cava donde guardan los factores sanguíneos para los hemofílicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes de que Vanessa Rocca, paciente con cáncer de cuello uterino, recibiera las tres transfusiones de sangre necesarias para elevarle la hemoglobina y continuar con el tratamiento debió convencer a varias personas para que la ayudaran.

Ayer, luego de varios intentos, recibió la última de las transfusiones en el Banco Municipal de Sangre en Cotiza, donadas por dos personas que ella llevó al centro asistencial. En el lugar no hay reservas suficientes de sangre. Se usa la que llevan los donantes que facilita cada paciente.

“Eso fue los que pude conseguir. Yo sé que aquí en el banco hacen lo que pueden, pero faltan muchos materiales para trabajar y mantener la sangre óptima para los pacientes que la necesitamos”, dijo.

La mujer proveniente de Maturín tenía un fuerte hematoma en el antebrazo. Aunque débil estaba sentada en una poltrona en la sala común para seis pacientes destinada a la aplicación de quimioterapias y transfusiones. En el recinto no hay aire acondicionado desde hace dos años.

Rafael Montezuma, que padece la enfermedad púrpura, producida por hemorragias en la piel, afirmó que el banco está desasistido. Reclamó que los centros de salud públicos en todo el país estén desabastecidos lo que imposibilita el tratamiento de los enfermos.

“Gracias a Dios yo trabajo, pero ya he gastado casi 1.000 bolívares en remedios. Necesito tratamientos para la enfermedad púrpura y tuve que comprarlos. Tuve que recorrer muchos sitios porque no se consiguen. Estoy esperando que el Seguro Social me facilite uno desde hace 3 semanas y nada que llega”, expresó.

El relato de ambos pacientes resume parte de las denuncias presentadas el lunes pasado por la Asociación Venezolana para la Hemofilia y la Asociación Venezolana de Drepanocitosis y Talasemias.

Hace 22 días se dañó la cava donde guardan los factores sanguíneos para los hemofílicos. Para continuar con el servicio, la sangre se guarda en otra cava, tres veces más pequeña que la original, que pertenece a otra dependencia del nosocomio.

Cuatro hospitales.  Las dolencias de quienes padecen enfermedades de la sangre o la requieren para tratar otras patologías se agrava debido a la escasez de medicamentos.

Vanessa Rocca indicó que en los hospitales Domingo Luciani, Luis Razetti, Universitario de Caracas y Padre Machado no cuentan con los remedios necesarios para los tratamientos.

Benita García, que sufre de leucemia linfática crónica, recurrió al apoyo de laboratorios privados para conseguir las dosis de quimioterapia que requería.

“Antes conseguía los medicamentos por el Seguro Social pero ahora hay que recurrir a las empresas privadas para que me las donen”, contó.

 Testimonios

Marisabel Gómez de Soriano, presidente de la Asociación de Pacientes Hemato-oncológicos

“Hay una crisis asistencial que afecta a quienes necesitan quimioterapias endovenosas. Los únicos que están recibiendo tratamiento completo son los pacientes con leucemia mieloide crónica. El Banco de Sangre está colapsado y eso afecta a los que sufren de hemofilia, mielodisplasias y linfomas. Los pacientes están desasistidos”

Rafael Montezuma, paciente

“Esto no puede ser. En ninguna parte se consiguen los medicamentos y muchas veces hay que comprarlos. A mi me lo están poniendo aquí en el banco de sangre. Los traje, pero ¿cómo hacen los que no pueden comprarlos porque no trabajan”.