• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Nuevas reglas contra la contaminación y calentamiento global disminuirán asma e infartos en EE UU

La capital peruana es la ciudad latinoamericana con el peor índice de contaminación, 38 microgramos | El Tiempo / Colombia / GDA

Contaminación | El Tiempo / Colombia / GDA

El Presidente, Barack Obama, pretende obligar a las centrales eléctricas estadounidenses a carbón a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en hasta 20% para ayudar al combate contra el recalentamiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las nuevas limitaciones a las emisiones de carbono que serán anunciadas la semana próxima evitarán miles de casos de asma y de infartos en Estados Unidos, afirmó este sábado el Presidente Barack Obama.

El Mandatario pretende obligar a las centrales eléctricas estadounidenses a carbón a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en hasta 20% para ayudar al combate contra el recalentamiento, señaló el diario The New York Times.

Cerca de 40% de las emisiones de carbono provienen de las centrales eléctricas, a las que no se les ha impuesto ningún techo, a diferencia de lo que sucede con las emisiones de productos químicos como el mercurio y el arsénico.

Este proyecto será "el primer plan de acción estadounidense sobre el clima" y "creará una economía basada en las energías limpias, que utilice más energía limpia, menos energía sucia y despilfarre menos energía", dijo Obama durante su programa radial semanal.

El Presidente prevé que a lo largo del primer año de aplicación de las nuevas medidas "se eviten hasta 100.000 crisis de asma y 2.100 infartos, y estas cifras seguirán aumentando" posteriormente.

La idea consiste en instaurar un techo de emisiones de carbono a nivel nacional y dejar que cada uno de los 50 estados de la Unión decida cómo alcanzar esos objetivos recurriendo a energías renovables y, en caso de necesidad, instaurando un mercado de bonos de carbono acordado por el Estado.

El plan puede despertar sin embargo la resistencia de los gobiernos locales controlados por los republicanos. Desde 2009, la mayor parte de las propuestas de Obama para luchar contra las causas del cambio climático han sido rechazadas por la Cámara de Representantes, donde la oposición republicana es mayoritaria.