• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Murió la niña que recibió el primer trasplante de tráquea sintética en EE UU

La paciente, Hannah Warren, que nació sin tráquea, se convirtió el pasado 9 de abril en la primera persona en recibir un trasplante de un órgano sintético en Estados Unidos y la más joven del mundo en someterse a este tipo de intervenciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La niña de casi tres años que recibió una tráquea sintética en Estados Unidos falleció el sábado por complicaciones de una segunda operación, informó hoy la cadena NBC News.

La paciente, Hannah Warren, que nació sin tráquea, se convirtió el pasado 9 de abril en la primera persona en recibir un trasplante de un órgano sintético en Estados Unidos y la más joven del mundo en someterse a este tipo de intervenciones.

La tráquea artificial, diseñada con fibras plásticas a las que se añadieron células madre de la médula ósea de la niña, fue realizada por el doctor Paolo Macchiarini, uno de los pioneros en este tipo de medicina regenerativa experimental.

Según indicó Macchiarini al diario The New York Times, la muerte no estuvo relacionada con el trasplante de tráquea, que no había provocado rechazo, sino por otro problema en el esófago, que había obligado a que la pequeña se enfrentara a una segunda operación.

Las complicaciones derivadas de esta intervención, destinada a resolver los problemas de cicatrización del esófago, provocaron finalmente la muerte de la niña, que se había convertido en una esperanza respecto a la aplicación de la medicina regenerativa con células madre.

La mortalidad en los raros casos en los que un bebé nace sin tráquea es de 99%, algo que podría ser radicalmente reducido con la aplicación de un trasplante del órgano sintético diseñado con técnicas de bioingeniería.

Macchiarini aseguró que "la tráquea nunca fue un problema" en el caso de la pequeña Hannah y dijo que continuará liderando este tipo de operaciones.

El doctor, que trabaja en el Instituto Karolinska de Estocolmo, dirigirá una nueva operación esta semana en la capital sueca.

Hasta la operación en Estados Unidos, Hannah, de padre canadiense y madre coreana, había tenido que contar con respiración asistida en un hospital surcoreano en un unidad de cuidados intensivos.

La técnica de Macchiarini se apoya en la capacidad regenerativa de las células madre obtenidas de la médula ósea, que son la base para que se regenere el tejido de un determinado órgano.

Hasta el momento se han realizado 6 operaciones de este tipo en el mundo. Macchiarini ha realizado otros dos trasplantes de tráquea sintética: a un estadounidense operado en Estocolmo que falleció y a un eritreo que ha vivido ya más de dos años y medio gracias a la intervención.