• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Miel para bajar de peso

La miel se cristaliza entre los 10 y 15º C / BBC Mundo

Con el uso de la miel se garantiza un funcionamiento óptimo del cerebro, menos estrés nocturno para dormir y la pérdida de peso / BBC Mundo

Sólo se requiere consumir una cucharada del néctar antes de dormir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dorada, líquida y dulce, la miel es un alimento completo que sirve para acompañar varios platos de comida y tés.

Pero también es reconocida, desde tiempos inmemoriaes, por sus propiedades terapéuticas y saludables.

Sin embargo, en los  últimos tiempos se ha estado relacionando  el consumo de miel con dietas para adelgazar.

Un clásico, ya conocido, es la poción de miel y canela en polvo disuelta en agua, que ayudaría con ese fin.

La recomendación, según el doctor Andrés Ogino, es consumirla en ayuno, media hora antes del desayuno y antes de dormir.

Pero ahora la propuesta es más audaz. Un farmacéutico de Edimburgo, Mike McInnes, y su hijo, el experto en nutrición Stuart McInnes, crearon una dieta para bajar de peso que se basa en este legendario alimento, junto a otros ingredientes iguales de sanos pero sin pretender que la persona se vuelva  fanática por seguir la dieta.

“Sólo una cuchara llena de miel es todo lo que necesitas para perder peso y conciliar de mejor forma el sueño durante toda la noche. Es una dieta dulce y simple”, escribieron los hermanos en el libro “La dieta de hibernación” que promueve, la dieta de miel.

¿algo dulce  que hace bien?  Es que no hay duda que la miel es una buena fuente de azúcar natural. Y tomarla, jamás se ha demostrado que haga mal para la salud. Al contrario, se promueve su consumo por los cambios metabólicos que produce para un sinnúmero de alteraciones.

Según el nutricionista, tomar miel todas las noches quemaría grasas, restauraría el sistema inmunológico y además, el equilibrio natural del cuerpo.

“Esto hace que sea un alimento casi perfecto para bajar de peso, ya que provoca cambios metabólicos que llevan a perder,   hasta dos libras  y media por semana”, asegura.

Suena demasiado tentador, pero ¿será verdad o una brutal trampa?

La dieta es el resultado de la investigación de toda una vida realizada por los expertos, quienes descubrieron que la miel, en deliciosas comidas en familia, snacks y golosinas normalmente prohibidos en las dietas, incluyendo los budines, pan, magdalenas y galletas incluso, son permitidos, pero siempre y cuando se hagan con la miel.

“El secreto está en sustituir el azúcar por la miel durante todo el día, y tomar una cucharada grande de miel en una bebida caliente antes de ir a la cama, para que de esta manera, los mecanismos del cerebro que despiertan los antojos de azúcar pueden apagarse por completo”, aseguró en una nota publicada en el periódico Daily Mail.

¿Por qué funciona?  Los escoceses postulan que existe una poderosa conexión entre la falta de sueño y la obesidad. Y que un hígado alimentado adecuadamente con miel sería la clave de un sueño reparador, y aparte, a nivel cerebral reduciría la producción de hormonas del estrés y despertaría el potencial natural del cuerpo para quemar grasa.

Aseguran que han comprobado los efectos positivos de la dieta en destacados deportistas. Por ejemplo,  mencionan al ciclista británico, oro olímpico, Chris Hoy y el campeón de boxeo, Alex Arthur en su país.

“Para que sea efectiva la miel en el cuerpo es necesario eliminar completamente el azúcar y los alimentos procesados, incluso los bajos en grasa supuestamente sanos, porque a menudo están llenos de azúcares ocultos y harina blanca, que el cuerpo convierte rápidamente en azúcar”, afirma Mike McInnes.

En ese sentido, comentan que el nivel de azúcar en la sangre es alta, por eso, la insulina se dispara y se almacena como grasa, se engorda y cuesta bajar de peso. Pero eso se sabe.

Lo interesante es que ellos descubrieron que con este tipo de alimentación el cerebro funcionaría en estado de emergencia y con bajas dosis de combustible para evitar una sobrecarga de azúcar.

“Un cerebro hambriento es un cerebro estresado y en su desesperación enviará un cóctel de mensajes químicos para tratar de reunir el azúcar de cualquier otra fuente posible”, argumentan.

De ahí, padre e hijo explican los antojos de azúcar, que dejan una sensación constante de que es imposible resistirse a un pastel, chocolates, galletas, pastas, etc.

Para romper este mecanismo, la familia McInnes propone tomar miel en la noche. Es decir, con la miel ellos garantizan un funcionamiento óptimo del cerebro, menos estrés nocturno para dormir y la pérdida de peso a través de los mecanismos naturales del cuerpo y sus órganos, de recuperación y reparación.

Tips de la dieta

Empieza el día con una o dos cucharaditas de miel en una taza de agua caliente.

Cambiar todo el azúcar y los edulcorantes artificiales por miel. Utiliza la miel en lugar de azúcar en el té o el café, en los cereales y en la cocina durante todo el día.

Al final del día toma disuelta en agua caliente una a dos cucharadas de miel, 30 minutos antes de dormir.

No exageres con la miel, demasiada elevará los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de insulina se dispararán negando cualquier resultado positivo.

Queda prohibida la comida chatarra, pasteles, galletas, papas fritas, bebidas gaseosas de dieta, alimentos fritos y procesados.

No comas  ningún hidrato de carbono, al menos, una vez a la semana.

Elimina las papas en todos los menús diarios.

Consume  proteínas en cada comida.

Incorpora ensaladas y verduras en forma ilimitada.

Consume dos frutas al día.

Elige  productos lácteos normales que no sean “light” ni bajos en grasas.

Otras propiedades

Proporciona energía para las actividades físicas diarias

La combinación  de miel de abeja con limón alivia las molestias de la garganta,  calma  la tos y ayuda a bajar la fiebre.

Se estima  que ayuda a las personas que sufren de úlceras gástricas (se recomienda una cucharadita en ayunas y no consumir alimentos por al menos una hora).

Tiene propiedades antisépticas  y cicatrizantes.

Es un alimento prebiótico, que contiene oligosacáridos propios que aumentan la población de la flora bacteriana de forma natural, mejorando la salud digestiva y del sistema inmunológico.

Estimula el sistema inmunológico

Puede usarse como una eficaz mascarilla  de belleza en la piel para frenar la aparición de radicales libres.

Ayuda a dar elasticidad al área del cuello y el rostro.