• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Mayo es el mes de la concientización sobre el cáncer de piel

La protección solar es fundamental para prevenir el cáncer de piel/Internet

La protección solar es fundamental para prevenir el cáncer de piel/Internet

Bien sea por lograr un atractivo bronceado o realizar alguna actividad al aire libre en las horas de más sol, las personas que se sobreexponen a los rayos ultravioletas, sin ninguna protección, aumentan  la probabilidad de padecer cáncer de piel tipo melanoma

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por ser mayo el mes de la concientización sobre cáncer de piel,  en todo el mundo se emprenden campañas enfocadas en sensibilizar a la población sobre la importancia de prever el desarrollo de esta enfermedad.

Bien sea por lograr un atractivo bronceado o realizar alguna actividad al aire libre en las horas de más sol, las personas que se sobreexponen a los rayos ultravioletas, sin ninguna protección, aumentan  la  probabilidad de padecer cáncer de piel tipo melanoma.  Una enfermedad que de no detectarse a tiempo, puede generar metástasis y conllevar a la muerte. Así lo advierte el vicepresidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), Javier Soteldo Clavier, en una nota de prensa remitida por Comstat Rowland,  quien resalta que prevenir es curar.

Aunque los dos tipos de cáncer de piel más comunes son el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular, que tienen altas probabilidades de curación, "el melanoma está teniendo cada día mayor incidencia", alega Soteldo, al explicar que su aparición se debe al crecimiento anormal del grupo de células que le dan color a la piel y producen la melanina.

"Aun cuando en nuestro país no está entre los cinco primeros tipos de cánceres, el venezolano no es ajeno a la aparición de este mal, frecuente en personas de tez blanca, ojos claros y cabello rubio", añade a propósito de la conmemoración en mayo del mes de concientización sobre el cáncer de piel. Además explica que la exposición a los rayos ultravioletas que se toman en  los primeros 18 años de la vida son los que inciden en el desarrollo de un melanoma en el futuro, debido a que es el  momento en el que hay mayor susceptibilidad para que se produzca el daño sobre el ADN de las células.

El también cirujano oncólogo, especialista en tumores de partes blandas, señala que el melanoma usualmente se ve en la cuarta o quinta década de la vida e indica que no es común verlo en personas jóvenes, menores de 20 años. Este tipo de tumor, según Soteldo,  tiende a aparecer como un lunar nuevo o dentro de uno ya existente. Por ello, considera importante que las personas se revisen a sí misma la piel, de modo que puedan detectar cualquier cambio en el aspecto de sus lunares, pecas, marcas o imperfecciones.

"Se recomienda hacerse el autoexamen y para esto es  importante tener en cuenta la regla ABCDE. Primero, la asimetría del lunar: ver si cuenta con un lado más grande que otro;  segundo, observar su borde: si es liso no hay problema, pero si está difuso hay que chequearlo; tercero: verificar si su color es homogéneo o presenta varias tonalidades; cuarto: detallar su dimensión, si esta es mayor a seis milímetros es sospechoso y por último, estar pendiente de su evolución, si se produce un cambio o aparece uno donde antes no había.  El melanoma no se puede dejar pasar, porque aun cuando veas solo un lunar, cuando vas al especialista puede ser demasiado tarde", expone.

En otro aspecto, Soteldo invita a la comunidad médica y de salud dedicada a la lucha en contra del cáncer, a participar en las Jornadas Científicas de la SAV que se desarrollarán con entrada libre, los días 18 y 29 de junio en el Hotel Eurobuilding de la ciudad de Caracas. "Una extraordinaria oportunidad de conocer los avances que hay en el  tratamiento de este flagelo", afirma.